Hay riesgo ambiental en Malvinas, dijo Timerman

El canciller sumó ese argumento al reclamo por la soberanía
(0)
25 de junio de 2010  

NUEVA YORK.- En su primera misión fuera del país como canciller, Héctor Timerman reclamó ayer ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas que Gran Bretaña se siente a negociar con la Argentina la soberanía de las islas Malvinas, a la vez que advirtió sobre la "amenaza ambiental" que supone el reciente inicio de exploraciones petrolíferas de empresas británicas en las aguas que rodean al archipiélago.

Un nuevo elemento se incorporó así a la postura argentina, que vinculó el rechazo a la acción unilateral británica en el Atlántico Sur con el actual derrame de crudo de la compañía British Petroleum (BP) en uno de sus pozos en el Golfo de México.

"No debemos soslayar ni minimizar el riesgo que desde el punto de vista ambiental supone para toda nuestra región esta aventura colonialista del Reino Unido en el Atlántico Sur, basada en la rapiña de los recursos naturales no renovables de nuestro continente, a miles de kilómetros de sus fronteras y de su propio hábitat, al amenazar con agotarse los recursos hidrocarburíferos del Mar del Norte", indicó el canciller Timerman, tomando el relevo de la estrategia diseñada por su antecesor, Jorge Taiana.

Tras una propuesta de Chile, el comité aprobó por unanimidad una resolución que insta a la Argentina y a Gran Bretaña a "reanudar las negociaciones para encontrar una solución pacífica".

El flamante canciller llegó a la ONU acompañado por la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, los senadores Daniel Filmus (Frente para la Victoria), Ramón Mestre (UCR) y Rubén Giustiniani (Partido Socialista), y el embajador argentino ante el organismo internacional, Jorge Argüello.

Timerman advirtió que la exploración de hidrocarburos británica viola la resolución 31/49 de la Asamblea General, que llama a ambas partes en disputa a abstenerse de realizar actos unilaterales que entorpezcan el llamado al diálogo.

La posición argentina

Como todos los años la Argentina rechazó el principio de libre determinación de los pueblos por el que abogan los malvinenses, porque nuestro país los considera una población británica trasplantada luego de que en 1833 Gran Bretaña expulsó a los residentes argentinos en las islas.

Acusó, asimismo, a Londres de mantener un doble estándar en las relaciones internacionales, ya que Gran Bretaña, como miembro permanente del Consejo de Seguridad, exige a otros países el respeto a las medidas de la ONU, pero se niega a sentarse a discutir la soberanía de las Malvinas con la Argentina.

Si bien Gran Bretaña no estuvo oficialmente representada, sí estuvieron allí dos miembros de la Asamblea Legislativa de las Malvinas: Emma Edwards y Gavin Short. Edwards subrayó que la exploración de hidrocarburos no fue una decisión británica, sino del gobierno isleño; que los pozos son operados con exigentes requisitos, y que los recursos resultantes de esta industria serán para el pueblo de las Malvinas, no para Gran Bretaña. También se quejó por el decreto presidencial argentino que restringe los movimientos marítimos entre las Malvinas y la Argentina.

Finalizada la reunión, cuando La Nacion se acercó a dialogar con los peticionarios isleños, un consejero de la Misión de Gran Bretaña, Simon Hosking, atajó las preguntas y aclaró que ni Edwards ni Short hablarían con la prensa. Luego de que este diario les resaltara que como pueblo "independiente" parecían estar siendo censurados por Londres, dieron unas breves declaraciones.

A diferencia de otras sesiones anteriores, el canciller argentino no fue a saludar a los isleños y ellos tampoco hicieron ningún esfuerzo de acercamiento. En cambio, Timerman se encontró con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

VOTAN SANCIONES PARA EMPRESAS

  • La Cámara de Diputados aprobó anteayer por unanimidad un proyecto de ley presentado por el legislador Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur), que fija duras sanciones a las empresas que participen directa o indirectamente en actividades hidrocarburíferas en las islas Malvinas.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?