Suscriptor digital

Mac Loughlin renunció a ser ciudadano ilustre

(0)
5 de julio de 2010  

LA PLATA.- Un fotógrafo de esta ciudad renunció al título de ciudadano ilustre otorgado por el Concejo Deliberante local luego de denunciar que una muestra de su autoría había sido maltratada y retirada parcialmente de exhibición en la nave central del pasaje Dardo Rocha.

José Luis Mac Loughlin había inaugurado hace tres semanas la muestra Identidad fragmentaria: las doce tribus de Babel , como parte del Congreso Cultural y de la Reunión Anual de la Unidad Temática de Cultura Red de Mercociudades que se desarrolló en esta ciudad, y en conmemoración del Bicentenario.

Estaba previsto que la exposición se mantuviera hasta el jueves pasado, a dos semanas de la apertura, funcionarios municipales exigieron que fuera levantada para instalar la feria La Plata Trabaja, para promover el empleo de jóvenes profesionales de nuestra región.

La muestra de Mac Loughlin había sido declarada de interés legislativo y cultural por la Cámara de Diputados provincial, y lo propio había hecho el Concejo Deliberante.

El artista denunció al director general de Planificación Productiva y Desarrollo Económico municipal, Juan Pablo Tettamanti, como responsable de lo que calificó como "un atropello inadmisible cargado de violencia y prepotencia", según dijo Mac Loughlin a LA NACION. Y aseguró que varias de sus obras sufrieron roturas al ser movidas por personal inexperto.

El lunes de la semana pasada, el fotógrafo presentó en la mesa de entradas de la comuna local una nota dirigida al intendente Pablo Bruera (vecinalista) explicando su intención de devolver el título de ciudadano ilustre, que se le había otorgado en 2008.

También dejó copias en la presidencia del Concejo Deliberante y en todos los bloques del cuerpo legislativo municipal. También llevó una pelota de plástico para regalarle a Tettamanti. "Para que se vaya al jardín de su casa a jugar a la pelota hasta que aprenda que la democracia comienza por el respeto a las personas, a las instituciones y a la cultura", argumentó, pero no lo encontró en el palacio municipal.

"No merecía este tratamiento. Como ciudadano tengo derechos que deben respetarse. No quiero una distinción que no sirve para nada y que, además, como dije cuando me la dieron, no merezco por no ser buen padre ni buen esposo ni siquiera buen artista. De hecho yo acepté recibirla con el compromiso de trabajar para merecerla y ahora me hacen esto", se quejó.

El secretario de Cultura municipal, Iván Maidana, reconoció que hubo una discusión entre Tettamanti, encargado de montar los stands de la feria y el fotógrafo y también que se rompió una de las obras.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?