La controvertida pregunta de Mirtha que debió contestar Roberto Piazza

Ayer la conductora lo consultó sobre el posible riesgo de que los niños adoptados por parejas gays sean violados por alguno de sus padres; el diseñador calificó al interrogante como un acto de "desconocimiento"; en diálogo con lanacion.com opinó sobre el proyecto de ley que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo; acceda al video
(0)
13 de julio de 2010  • 10:20

"Roberto te voy a hacer una pregunta muy delicada: la pareja de homosexuales, suponte que adoptan a un chico, como tienen inclinaciones homosexuales, ¿no podría producirse una violación hacia su hijo?".

Ayer, Mirtha Legrand, en un programa dedicado al debate por la ley de matrimonio gay que se tratará mañana en el Senado, le realizó esa polémica pregunta al diseñador Roberto Piazza.

Así, la conductora no sólo se involucró en el controvertido tema de la actualidad que ya llegó a diversos ámbitos, sino que tocó de cerca la atormentada historia familiar de Piazza. El año pasado, el modisto denunció en el libro Corte y confesión que fue violado por su hermano en la infancia. Luego de la publicación del escrito, uno de sus sobrinos reveló que el mismo hombre, su padre, también abusó de él.

Almorzando con Mirtha Legrand

Video

En diálogo con lanacion.com, Piazza contó que, lejos de enojarse por el episodio en Almorzando con Mirtha Legrand, vio en la actitud de la conductora un comportamiento común en la sociedad. "Salí en defensa de lo que dijo ella porque es una señora que, como mucha gente, no conoce. Lo hacen desde el desconocimiento absoluto", expresó.

En ese sentido continuó: "El mundo avanzó tanto en estos últimos años que hay cosas que la gente no soporta porque no comprende".

Además, desde una perceptible tranquilidad volvió a contestar aquella pregunta de la diva: "La violación viene de una perversión que no es una elección sexual, es una psicopatía tremenda contra la que nosotros estamos luchando".

Férreo defensor de la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, Piazza confesó también que en un futuro le gustaría adoptar a una niña. "Esa nena sería una princesa. Yo sería un padre maravilloso porque haría lo contrario de lo que me hicieron a mí", declaró el diseñador.

Presentación del libro Corte y confesión

El matrimonio tras la unión civil. En septiembre de 2008, Piazza protagonizó una excéntrica fiesta para celebrar su unión con su pareja Walter Vázquez. El diseñador quiere repetir esa imagen este año, pero con una diferencia: quiere festejar su casamiento y no su unión civil. "Estoy esperando que digan que sí [desde el Congreso] para que yo vaya por las buenas para sacar mi fecha de casamiento y fiesta y bendición; tal cual lo hice en 2008", dijo.

Respecto al dictamen de mayoría aprobado la semana pasada en el Senado, que propicia la unión civil en lugar del matrimonio, el diseñador opinó: "La unión civil no sirve para nada, es un apartheid discriminatorio total y absoluto".

Fiesta de unión civil de Roberto Piazza y Walter Vázquez

"Si somos todos iguales ante los ojos de Dios, queremos los mismo derechos civiles para unirnos en matrimonio", agregó.

Con la mira en el debate de mañana, el diseñador expresó sus deseos de que se apruebe la ley "para el bien de todos". Sin embargo, indicó que en caso de que no se sancione, se casará por decreto, y con el respaldo de los abogados del Inadi, como ya ocurrió en otras oportunidades .

"Y durará el amor lo que tenga que durar", expresó Piazza, un escéptico del "amor para toda la vida".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?