Rebecca Housel y Jeremy Wisnewski - La filosofía de Crepúsculo

(0)
13 de julio de 2010  • 16:18

Tanto en las mitologías antiguas de Oriente como en la más actual leyenda del Conde Drácula, la figura del vampiro relacionada con el erotismo se presenta como el origen de múltiples reflexiones. La saga Crepúsculo rescata aquella figura y la renueva; la actualiza y la "rejuvenece" para un público ávido por explorar cuestiones tanto circunstanciales como esenciales para el ser humano. Bella, Edward, sus familias y sus amigos vivieron innumerables peligros y dilemas filosóficos en la obra de Stephenie Meyer. La filosofía de Crepúsculo se propone indagar sobre esos dilemas apelando a la sabiduría de los filósofos más reconocidos, para analizar temas fundamentales como el libre albedrío, lo moral vinculado a la vida humana y a la vida animal, el feminismo, lo romántico y el abuso deshonesto, entre muchos otros. El vampirismo es, entonces, un eje que permite reflexionar profundamente tanto sobre nuestras vidas como sobre las novelas y las películas inspiradas en la saga de Meyer. Este libro es un pilar imprescindible para comprender que en Crepúsculo, como en nuestra realidad mundana, la vida y la muerte marcan la fuerza que moviliza la existencia | Bajate un capítulo en pdf

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.