Lost: epílogos para combatir la nostalgia

La serie que mantuvo en vilo a millones de espectadores llegó a su fin hace un mes y medio, pero sus fanáticos no pueden olvidarla; un recorrido por las escenas que los actores grabaron para sus fans después del final
(0)
16 de julio de 2010  • 02:31

Cuando se regresa de un viaje, el duelo por la experiencia vivida es duro. La nostalgia de los buenos momentos abre un vacío insondable. Algo de eso sobrevuela todavía el humor de los fanáticos de Lost, que vivieron la estadía en la isla de los misterios inexplicables como un largo viaje, cuyo fin desespera. Les cuesta hasta enunciar algo tan real como que " Lost terminó".

Tan fuerte es la necesidad de continuar la historia que los mismos actores y creadores de la serie se hicieron cargo de la situación, y se prestaron para participar en distintos programas de televisión estadounidenses e interpretar escenas cómicas y ocurrentes referidas a la historia de los sobrevivientes del ya legendario Oceanic 815.

Así, puede verse a Hugo, Ben y Locke hablar sobre "Los secretos de la isla" inventando falsos escollos de la ya compleja trama de Lost. O una sucesión de posibles muertos en el ataúd que reemplazan a John Locke, asesinado por Ben en la cuarta temporada: Sawyer, el más inesperado.

No obstante, los grandes protagonistas de estos "epílogos" son los hermanitos Jacob (Mark Pellegrino) y "hombre de negro" (Titus Welliver). Ambos actores fueron convocados por el micro de Entertainment Weekly, Totally Lost, para grabar escenas en las que los dos habitantes más antiguos de la isla asisten a unas sesiones de terapia para tratar sendos inadecuados comportamientos para con los habitantes de la isla.

En un video puede verse a dos productores de la tira pedir explicaciones a Jacob por "tocar tanto a los personajes". "No hace falta que le toques la mano para decirle algo", le explican, mientras lo hacen reflexionar sobre su accionar. Luego, lo enfrentan al "hombre de negro" para que le explique por qué lo mató. Con referencias constantes a escenas ocurridas en la serie y algunos flashbacks, Jacob le da sus razones a su hermano, en una delirante conversación.

Pero aún más delirante, y claramente hilarante, es un video en el que el "hombre de negro" toma el lugar de terapeuta, profesión de la que obtuvo un título, según dice, luego de hacer "un curso por correspondencia". "No tenía más nada que hacer en la isla", se excusó. La conversación vira a un pase de facturas mutuo, acusándose de asesinos y tratando de defenderse a sí mismos por sus malas acciones en la serie, reclamándose mutuamente por las peleas de la infancia, para concluir ambos llorando, abrazados y admitiendo que en el fondo se quieren.

Disparatados por donde se miren, estos videos alivian un poco la ausencia de la serie para los seguidores más fervientes. Los actores se permiten a su vez, reírse de sí mismos, y minimizar los efectos de una historia que destiló adrenalina y ocupó los pensamientos de millones de personas durante más de seis años.

El hombre de negro y su "regalo" a sus seguidores

Pero eso no es todo. Hay un epílogo real que aún no se vio y genera expectativa. No porque vaya a aclarar nuevos misterios, sino porque los fanáticos lo esperan para saciar la abstinencia de nuevos episodios.

Se trata de la historia de lo que pasó después de la muerte de Jack y se titula "El nuevo hombre a cargo". Contará cómo fue la vida de los que se quedaron: Hugo y Ben. El video dura aproximadamente 20 minutos y estará incluido en el pack de DVDs de la sexta temporada.

Aquí, un breve y desconcertante avance:

Los seguidores exigen participar. La nostalgia se vio plasmada de antemano en los avances de promoción de la sexta temporada que miles de fanáticos enviaron a un concurso organizado por la ABC. La idea era anticipar el fin desde lo que significa para un seguidor de la serie y los trabajos fueron realmente elocuentes. Uno de los más llamativos, que fue finalista aunque no el ganador, se llamó "La obsesión", y retrata con claridad qué es lo que termina para quien vio las seis temporadas. Más que una historia, termina una obsesión. En el mismo camino está "The Lost life", que tiene que ver con las constantes referencias a Lost que un fanático hace en su vida cotidiana.

El ganador, fue el trabajo titulado "Convergence".

Todos los finalistas del concurso de la ABC

Pero el vacío post serie es difícil de llenar. Y los fanáticos necesitan hacer algo para calmar la ansiedad. "Como no podemos vivir sin la serie, y sabemos que terminó, por lo menos inventemos un guión de lo que podría haber sido la séptima temporada", dice la convocatoria publicada en un grupo de Facebook, al que hasta ahora sólo se unieron 800 seguidores pero que ya lograron escribir 11 capítulos.

Sin dudas, a los fanáticos de la serie no les falta creatividad pero sí la fortaleza para asumir, que todo lo que empieza, termina.

Participación: ¿Cómo te impactó el final de Lost? ¿Qué agregarías si pudieras crear una séptima temporada? Dejanos tus comentarios.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.