Suscriptor digital

La historia narco que se hizo ficción

La cadena Telemundo estrena una novela inspirada en la vida de una modelo detenida
Gabriel Di Nicola
(0)
25 de julio de 2010  

La historia de Angie Sanclemente Valencia parecía escrita por un guionista de cine. En 2000, cuando tenía 20 años, fue coronada como Reina del Café, en su Colombia natal. Después trabajó como modelo en México. Soñaba con triunfar en Hollywood, pero ahora está presa en la Argentina procesada por integrar una red de narcotraficantes.

Coincidencias de la vida real y la ficción televisiva, mañana el canal estadounidense Telemundo estrena la novela La diosa coronada, inspirada en hecho reales.

Protagonizada por la actriz Carolina Guerra, la novela cuenta la historia de una joven que para salir de la miseria utiliza su hermosa figura en el mundo de los concursos de belleza. Pero su ambición puede más y se asociaría con un poderoso narcotraficante ( http://www.youtube.com/watch?v=N8cenEW62aA ).

En La diosa coronada, escrita por Juan Camilo Ferrand y dirigida por Rodolfo Hoyos y Miguel Varoni, la protagonista se convierte en una de las personalidades más importantes en el mundo del narcotráfico.

Lejos de los sets de filmación, Sanclemente Valencia pasa sus días en un calabozo de la cárcel de Ezeiza. A pesar de que jura su inocencia, cada día está más comprometida judicialmente.

El lunes pasado, la Sala B de la Cámara de Apelaciones en lo Penal Económico avaló la investigación del juez Marcelo Aguinsky y confirmó el procesamiento con prisión preventiva de la modelo colombiana.

Para intentar cambiar su suerte, Sanclemente Valencia desplazó a su abogado defensor, el ex juez Guillermo Tiscornia, según informaron fuentes judiciales.

La causa es atípica en los tribunales argentinos. La investigación comenzó con la detención de una "mula" en el aeropuerto de Ezeiza y ahora tiene a seis personas procesadas, cerca del juicio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?