Batista avanzó hacia la continuidad

El éxito ante Irlanda (1-0) lo mostró seguro, con confianza y está más cerca de la confirmación definitiva; "No me siento interino", repitió.
Francisco Schiavo
(0)
12 de agosto de 2010  

Por Francisco Schiavo

Enviado especial

DUBLIN.- La victoria le llegó a Sergio Batista como un abrazo cálido y esperanzador. ...l sabía que, más allá de sus pedidos y de los dichos en voz baja de los dirigentes, esos que decían que su eventual confirmación no dependería de los resultados, necesitaba otro espaldarazo además del que les dieron los jugadores con su sola presencia. Y lo consiguió. Al fin fue otro envión para el futuro. Es que si todo sigue así, si lentamente se consume la hoguera interna, y si en el amistoso contra España no ocurre una catástrofe, Checho se asegurará su lugar hasta 2014. Anoche, en esta ciudad, Batista avanzó otro casillero con el éxito ante Irlanda por 1-0. Y que no se dude. Pidió que no lo juzgaran por dos partidos. Aunque el primero, con algunos toques de atención, le devolvió un gesto con el pulgar para arriba.

Habló con seguridad y firmeza. Fue todo un síntoma. Se lo notó feliz y con sus convicciones en la mano derecha durante la conferencia de prensa. Alcanzó con oírlo: "No me siento interino. Yo voy a trabajar como si estuviese fijo. Tengo expectativas como para quedarme en el cargo. Mi trabajo es sacar esto adelante y después la decisión la tendrán los dirigentes". La importancia del partido, al menos para él, quedó expuesta en los gestos del final, en los que pidió calma y atención cuando Irlanda tuvo a tiro el empate con un par de centros desordenados. Atrás quedaron los primeros minutos de tranquilidad y charla con José Luis Brown, su más cercano colaborador.

La posición de los dirigentes es sabida desde que llegaron a esta ciudad. No en vano dejaron trascenderla. Todo está encaminado para que Batista sea confirmado cerca de fin de año como entrenador del seleccionado argentino. Para la AFA son buenos argumentos el conocimiento que tiene del plantel, la afinidad que Lionel Messi tiene con él, la medalla dorada en Pekín 2008, el bajo perfil y el visto bueno para que Carlos Bilardo sea una voz de consulta permanente, una de las situaciones que detonaron el mal clima con el anterior cuerpo técnico.

Batista tiene el guiño. Si no había que ver las caras y los gestos de las autoridades de la AFA que acompañaron a la delegación en el estadio Aviva. Se fueron entre sonrisas y guiños cómplices como hacía rato no les tocaba.

En cada declaración hizo gala de su visión de futuro. "Hay que hacer un proyecto para 2014 -continuó-. Por lo que me brindaron hoy me gustaría que siempre estén todos. Me encantó la posesión de pelota que tuvimos. Siempre intentamos jugar. Tenemos jugadores para diferentes sistemas, pero la idea es sostener el que usamos hoy".

El mensaje de Batista después de la victoria prosiguió con su búsqueda y los resultados. "Creo que tuvimos un primer tiempo de ocho puntos. Después de hacer sólo un táctico de 30 minutos, los muchachos jugaron muy bien. Les tuvieron respeto a la pelota. Eso es lo que pretendemos. Se nota que entendieron el mensaje pese al poco tiempo que estuvimos juntos", afirmó.

El amistoso en Dublín dejó algunos puntos que parecen afirmarse cuando la vista encuentra las hojas del calendario que están por venir. "Lo que vi del equipo me dejó tranquilo para el partido contra España". Cerró Batista. Y se fue como llegó: con el aliento de la esperanza. Al menos en el primer boceto.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.