0

El Gobierno le quitó la licencia a Cablevisión para dar Internet

Lo anunció ayer el ministro De Vido; para la empresa, la medida es "ilegal" y favorece a las telefónicas
0
20 de agosto de 2010  

El Gobierno canceló ayer la licencia para dar el servicio de acceso a Internet que explotaba la empresa Cablevisión bajo la marca Fibertel. La medida, que se publicará hoy en el Boletín Oficial, da un plazo de 90 días a la empresa para cumplir con la decisión, pero la compañía, operadora de TV paga del Grupo Clarín, anticipó que irá a la Justicia para que suspenda su aplicación. La caducidad de esa licencia afecta a más de un millón de clientes, que se volcaron a las redes sociales para expresar su rechazo a la decisión oficial.

"Fibertel no existe más", dijo ayer el ministro de Planificación, Julio De Vido, al anunciar la firma de la resolución N° 100 de la Secretaría de Comunicaciones. El ministro afirmó que los clientes "deberán migrar hacia otros operadores" y acusó al Grupo Clarín de haber "incumplido la ley" y de "usurpar" la licencia. La administración Kirchner argumenta que esa licencia había sido otorgada a Fibertel SA, empresa que en 2003 fue absorbida por Cablevisión SA. "Las licencias no se transfieren automáticamente", advirtió De Vido.

Para Cablevisión, se trata de "una medida ilegal y arbitraria, que forma parte de una escalada cada vez más autoritaria" de la administración Kirchner contra el Grupo Clarín. En una solicitada que se publica hoy (ver Pág. 3 de la primera sección), la empresa acusa al Gobierno de querer "impedir la libre elección de Internet". El Gobierno, también mediante una solicitada, insiste en los argumentos esgrimidos ayer por De Vido (ver Pág. 14 de la primera sección).

"Se pretende vaciar a una compañía en beneficio del monopolio que son las telefónicas, empresas extranjeras, para traspasarles los clientes", dijo el gerente general de Cablevisión, Carlos Moltini, a LA NACION. "¿Quién es el dueño de las telefónicas? No se sabe, y podrían ser una misma empresa", acusó Moltini, en alusión a la participación que Telefónica de España tiene en Telecom Italia, a su vez controlante de Telecom Argentina. En el mercado de acceso a Internet, los otros dos grandes jugadores son Speedy, de Telefónica, y Arnet, de Telecom.

Fuentes de Telefónica dijeron a LA NACION: "Podríamos absorber todos los clientes de Fibertel si las cosas se hicieran en los tiempos y las proporciones necesarias". Telecom Argentina se limitó a responder: "No habrá declaraciones".

En medio de la puja entre el Gobierno y la empresa, hay más de un millón de clientes y la duda acerca de cómo accederán a Internet en los próximos meses. Ante una consulta de LA NACION y mediante la red social Twitter, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo: "Todo prestador con licencia es hábil para ofrecer el servicio; si en algún lugar por alguna razón no hubiera prestador con licencia, resolveremos el tema de otra manera".

"Los reglamentos que rigen estas regulaciones dicen que la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) tiene 60 días para cuestionar un cambio en las sociedades controlantes. En este caso hay dos fusiones y una demora de siete años en un caso y de cuatro en otro", afirmó Henoch Aguiar, ex secretario de Comunicaciones.

En 2009, Fibertel facturó $ 815,2 millones, lo que representa el 20% de las ventas de Cablevisión, que a su vez es el principal negocio del Grupo Clarín. En cantidad de clientes es similar a sus principales competidores, Speedy y Arnet.

No es la primera medida regulatoria que afecta a la operadora de TV por cable. El año pasado, en menos de 24 horas, la CNC le concedió y le retiró la numeración necesaria para ofrecer el servicio de telefonía (para el que tiene licencia desde los años 90).

El anuncio fue cuestionado por la mayoría de los dirigentes del abanico opositor (ver Pág. 2) y por varias cámaras empresarias de las industrias de medios. La Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC) afirmó que la medida "propicia los monopolios de telecomunicaciones".

Conocida la noticia, la acción del Grupo Clarín en la Bolsa porteña se derrumbó un 8%, pero al cierre se recuperó y terminó con un retroceso del 5,74%. Por otro lado, Telecom Argentina, empresa que podría verse beneficiada con la medida, finalizaba al cierre de las operaciones con un alza del 0,60%.

ADEMÁS

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.