A Piparo la "marcaron" a cambio de 1000 pesos

El imputado Silva involucró a la policía
(0)
21 de agosto de 2010  

LA PLATA.- Miguel Angel Silva, alias "Pimienta", confesó haber sido el marcador de Carolina Piparo dentro de una entidad bancaria de esta ciudad a cambio de 1000 pesos. Sostuvo que lo hizo a pedido de Carlos Jordán Juárez, otro de los detenidos, a quien vinculó con la policía.

"Yo tenía que marcar a cualquiera que sacara plata. Me dijo [Rodríguez Jordán] que no iba a tener problemas y que, por mirar y avisarle, me llevaba 1000 [pesos]", afirmó el imputado ante el fiscal Marcelo Romero.

Durante su declaración, "Pimienta" Silva negó conocer a los demás detenidos acusados de haber participado en el brutal ataque contra Piparo, que en el momento del hecho estaba embarazada y le faltaban pocos días para dar a luz. Su hijo Isidro nació por medio de una cesárea de urgencia, pero falleció a la semana.

En su indagatoria ante el fiscal Romero y el juez de Garantías César Melazo, Silva dijo que no tuvo colaboración de empleados del Banco Santander Río, según relató su abogado, Roberto Ortega.

"Es un perejil que fue contratado para esto y para que los otros no aparezcan", sostuvo Ortega. Y agregó: "Mi defendido está totalmente arrepentido. Jamás pensó que iba a suceder esto, pensaba que era un mero arrebato y no pensó que semejante barbaridad podía ocurrir".

Según consta en el expediente judicial al que tuvo acceso la agencia de noticias Télam, "Pimienta" Silva reconoció que conocía a Juárez desde hacía tres años por una transacción comercial de autos y explicó que aceptó ser el "marcador" porque estaba con problemas económicos.

Silva aseguró que no conocía a Piparo, incluso dijo no haberse dado cuenta de que estaba embarazada y que alcanzó a escuchar la conversación entre la mujer y el cajero en la ella quería retirar 10.000 pesos. Tras ese diálogo, Silva le describió a Jordán Juárez cómo eran la víctima y su madre.

"Jordán Juárez tiene relación con la policía de todos lados", sostuvo Silva y dijo que, desde su handy, el hombre habló con uniformados ese mismo día.

Para el fiscal Romero, la versión de Silva fue "creíble".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?