Suscriptor digital

Consultorio laboral: sin faltas

Dejanos tus preguntas sobre cualquier duda relacionada con el empleo. El sábado que viene, las respuestas de los especialistas
Paula Urien
(0)
28 de agosto de 2010  • 02:49

El mundo que se viene se caracteriza por tener al alcance de la mano toda la información que se necesita, y en realidad muchísima más. De aquí que las escuelas primarias y secundarias, y también las universidades, se plantean un cambio de paradigma que va desde la educación enciclopédica, a una educación que provea herramientas de búsqueda y selección de material. Algo de esto se puede ver en este video, de la serie Did you know?

Ahora sí, volviendo al consultorio laboral, responden a las preguntas de los usuarios y nos dejan una columna sobre las particularidades del "Presentismo" (un planteo que surge de las preguntas el sábado pasado) los doctores Carlos Girado y Rodrigo Aleandro, miembros del equipo de Derecho Laboral del Programa de Entrenamiento para Abogados que dicta FORES, con la coordinación de su Director Académico Dr. Raúl Alejandro Farías.

El presentismo, puede ser caracterizado como un adicional remunerativo dispuesto para incentivar el deber de asistencia y puntualidad del trabajador.

Este beneficio no se encuentra previsto en la Ley de Contrato de Trabajo, sino que resulta de la autonomía individual del empleador, de la negociación colectiva o de algunos estatutos especiales.

En tal sentido puede ser: a)Reconocido unilateralmente por el empleador dentro del reglamento interno de la empresa; b)Reconocido como fruto de una negociación con sus empleados; c)Resultante de la negociación colectiva sectorial; d)Un derecho reconocido legalmente a determinados trabajadores que realizan una actividad específica; e)Un beneficio unilateral que otorgue un empleador y a la vez adicional al previsto en un Convenio Colectivo o Estatuto, ceñido a iguales o distintos requisitos que aquellos.

Habitualmente el beneficio se otorga cuando el trabajador cumple los requisitos previstos en el reglamento, el acuerdo de partes, la convención colectiva o la norma legal.

Los requisitos para el goce del beneficio varían según la norma que lo establece, ya que existen reglamentos de empresa que exigen asistencia perfecta, pero también existen otros reglamentos (de empresa, convencionales o legales) que admiten cierta amplitud de criterio, es decir, contemplan algún límite de llegadas tarde o algunas ausencias debidamente justificadas (como pueden ser las derivadas de licencias legales o convencionales).

Quien debe velar por su cumplimiento es el empleador.

El cumplimiento de estos requisitos se mide durante el límite de tiempo pautado en la norma para su devengamiento, que puede ser semanal, quincenal, mensual, sin descartar que puedan establecerse premios anuales o semestrales.

Respuestas de los doctores Girado y Aleandro

jvictorsoria :Renuncié a mi empleo de medio tiempo con fecha 27-07-2010.La fecha efectiva de ingreso, y desde la cual brindé servicios en esa empresa, es el 23-04-2010. El alta en ANSES/AFIP me la dieron con fecha 28-05-2010.Nunca me pagaron presentismo. En mi recibo de sueldo figuraba únicamente el sueldo bruto, y los descuentos de ley. Nunca en mis tres meses de empleo tuve una inasistencia injustificada. Falté una sola vez con aviso por día de examen.De todos modos la empresa no llevaba control fehaciente de asistencia. ¿Puedo reclamar judicialmente por el presentismo impago retroactivo al 23-04-10 y hasta mi renuncia el 27-07-2010?

Respuesta :Deberíamos saber si la tarea desarrollada por quien efectúa la consulta se encuentra amparada por un convenio colectivo o estatuto particular que contemple el beneficio del presentismo o si, en su defecto, el empleador cuenta con un reglamento interno que otorgue dicho beneficio. En caso afirmativo, y de haber cumplido los requisitos para su goce, el consultante podría eventualmente, reclamar judicialmente los importes devengados por tal concepto.

eugeniofarma : ¿Que cobertura laboral tienen los pagos por "honorarios profesionales" (no en relación de dependencia), a pesar de que cumplen tarea en horarios y lugares fijos de trabajo? La misma pregunta para las becas y residencias médicas.

Respuesta: La pregunta resulta un tanto ambigua, ya que quien no tiene relación de dependencia laboral carece de los beneficios que las normas laborales otorga. Sin embargo puede ocurrir que en determinadas situaciones un profesional se desempeñe en situación de independencia aparente o, mejor dicho, de dependencia encubierta, realizando una prestación que por sus características puede ser catalogada como típicamente laboral. En estos casos una de las notas a tener en cuenta es, justamente, el sometimiento a un régimen horario, aunque esto no es determinante. En este último caso, si se dieran esas notas típicas de la relación laboral, el profesional estaría amparado por las leyes del trabajo y de seguridad social que establecen, adicionalmente para estos casos, una serie de sanciones contra el empleador por los defectos de registración en que pueda haber incurrido.

Las becas y residencias médicas tienen regulaciones específicas que deben ser analizadas en cada caso y por ello no puede hacerse ninguna generalización, salvo señalar que quien no cumple con las normas específicas puede incurrir en una situación semejante a la analizada en el párrafo precedente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?