Boldt ganó la pelea por Ciccone

La planta, dedicada a impresiones de seguridad, era pretendida por el Gobierno; la Justicia desestimó esa propuesta
(0)
31 de agosto de 2010  

El grupo Boldt, empresa de la familia Tabanelli, anunció ayer que alquiló por un año la imprenta que tiene en Don Torcuato la firma Ciccone Calcográfica, cuya quiebra fue declarada el 12 de agosto pasado a pedido de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). El ente recaudador reclama una deuda de 239 millones de pesos.

Boldt es un conglomerado diversificado, dedicado a la impresión y calcografía de seguridad, telecomunicaciones, tecnología y entretenimientos. Entre otras cosas, controla el casino Trilenium, de Tigre, y provee hardware y software para la gestión de juegos de azar. La firma es uno de los principales competidores de Casino Club, firma del empresario Cristóbal López.

El viernes, la empresa firmó en el Juzgado en lo Comercial N° 8, a cargo de Javier Cosentino, un contrato de locación por un año a cambio de cuatro millones de pesos, pagados por adelantado. Boldt se compromete además a poner en marcha la industria, manteniendo las fuentes de trabajo. Según informó el grupo controlado por la familia Tabanelli, el contrato "podría ser eventualmente reducido si el tribunal dispusiera la venta de los bienes en el marco del proceso concursal".

La empresa le ganó así la pulseada a la AFIP, que había propuesto que la imprenta –una de las más avanzadas de la región en términos tecnológicos– quedara en manos de la Casa de la Moneda. Además del alquiler, Boldt pagará los salarios de los 350 empleados, que suman dos millones de pesos mensuales. La oferta total de la firma privada superó a la del Gobierno, que especulaba con fusionar a Ciccone con la Casa de la Moneda.

Además de evitar la llegada al mercado de un competidor como el Estado, Boldt buscará producir por sí mismo algunos artículos que actualmente terceriza. La fábrica estaba inactiva desde hacía varios meses.

La empresa quebrada

Ciccone Calcográfica había sido fundada en 1951 por los hermanos Héctor y Nicolás Ciccone. Tuvo su momento de mayor exposición pública a partir de 1995, cuando el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, denunció que la firma era en realidad propiedad del entonces cuestionado empresario Alfredo Yabrán, algo de lo que se retractó varios años después.

Durante varias décadas, Ciccone imprimió documentos de identidad, pasaportes, cheques, chapas patente de autos, diplomas universitarios y hasta papel moneda. Entre sus productos legendarios están las entradas del Mundial de fútbol de 1978 y los patacones, cuasimoneda emitida por la provincia de Buenos Aires antes de la crisis de 2001. Uno de sus principales clientes fue el Estado nacional.

La AFIP no respondió a la consulta que La Nacion les hizo sobre este tema a sus voceros.

GRUPO BOLDT

Impresión, tecnología, juegos

Facturación 2009: $ 366.409.656

Empleados: 2570

Propietarios: Familia Tabanelli; 10% del capital cotiza en la Bolsa de Buenos Aires.

Empresas controladas: Boldt Impresiones, Boldt Gambling y SPTI.

Presencia mundial: la Argentina, Uruguay y Paraguay.

  • De la imprenta a los juegos de azar, pasando por la tecnología y las comunicaciones: la empresa comenzó imprimiendo cheques y cupones de lotería, de allí pasó a la transmisión segura de datos para juegos y llegó a la operación de casinos y al entretenimiento.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.