De la cera al láser, todo sobre depilación

Los distintos tratamientos para vivir sin vellos; el impacto en la piel; testimonios; precios
Verónica Dema
(0)
15 de septiembre de 2010  • 12:06

Emilia, de 23 años, nunca quiso saber nada con la cera; no bien empezó a trabajar no dudó en ahorrar para hacerse la depilación definitiva, al menos, en axilas. Valeria, una compañera suya, de 31, después de una quemadura fuerte y cansada de los tirones cada quince días también siguió sus pasos: hace un año decidió invertir y quitarse los vellos de piernas, entrepierna y axilas con un tratamiento de luz pulsada. Marina (33), en cambio, cuenta que prefiere seguir con sus métodos tradicionales, los heredados por su madre: cuenta que casi no tiene vello y no le molesta rasurarse cada día las piernas y pasarse la cera en axilas y entrepierna una vez al mes.

Sea el tirón de cera caliente que hace ver las estrellas, sea con los nuevos métodos de depilación láser o de luz pulsada, arrancarse la mayor cantidad de pelos posibles es el imperativo de nuestra cultura en este tiempo. ¿Cuáles son las diferentes técnicas disponibles en el mercado? ¿Cuáles recomiendan los especialistas?¿Qué costos tiene para la piel y para el bolsillo procurar ser lampiñas?

Especialistas consultados por lanacion.com repasan los distintos métodos vigentes en la actualidad: cera (fría, tibia o caliente, que arranca el pelo de raíz y por eso no requiere retoques diarios), cremas depilatorias (contienen enzimas que ablandan el pelo y lo rasuran; se suele aplicar para el vello de la cara o axilas), máquina eléctrica (arrancan el pelo de raíz y ocasionan una cierta quemadura, aunque menor que la cera), luz pulsada o láser (los dos se basan en tratar el folículo piloso, que tiene un pigmento que se llama melanina, entonces la luz actúa sobre el pigmento, genera calor y eso frena el crecimiento del pelo).

De ese abanico, nos detenemos en los dos extremos -la tradicional cera y los novedosos tratamientos láser- para hablar de los efectos que pueden tener en las diferentes pieles.

Video

La dermatóloga María Lapadula, experta en tratamientos con luz pulsada, sostiene que el calor que se aplica estimula la síntesis de colágeno y mejora la piel, la vuelve más suave. De todas maneras, explica que es recomendable para pieles claras y con vello oscuro y abundante. "En la piel oscura es casi imposible que el tratamiento de resultado", aclara, y se sincera: "Le llamamos definitiva por costumbre, pero no es definitiva porque el pelo no se va completamente sino que se frena el crecimiento después de varias sesiones y requiere un retoque anual o bianual".

La esteticista Myriam Bordoni, 30 años de experiencia en depilación tradicional, reconoce que el mercado está cambiando y que cada vez menos mujeres están dispuestas a padecer los tirones de la cera. "Algunas jovencitas nunca van a conocer la cera", dice. Y, aún en contra de su negocio, considera necesario aclarar que no recomienda aplicarla ni en la cara ni en las piernas con várices. "Hay muchos tipos de cera: tibias, calientes y frías. Siempre recomiendo las que sean más elásticas, las tibias, para que no dañen, pero aún así, hay mujeres con pieles muy sensibles a las que les puede resultar demasiado agresivo".

La dermatóloga Rita García Díaz explica que, en general, si las aplicaciones están bien realizadas, ni la cera ni los tratamientos con rayos láser deberían tener un impacto negativo en la piel. "Claro que si la cera se aplica con una temperatura excesiva puede producir quemaduras como las que suelen verse en el consultorio", aclara. Y, en referencia a los tratamientos más complejos, también apunta: "Deben realizarlo profesionales habilitados y con las máquinas correspondientes. De lo contrario, también he visto pacientes con quemaduras".

El boom del verano. Despunta el calorcito y en los centros de estética y depilación aumenta la demanda un 80 por ciento en promedio. Sin embargo, justo es el tiempo en que desaconsejan iniciar tratamientos con láser. "En general, en esta época en que empezamos a sacarnos ropa las mujeres nos acordamos de que no está bueno tener pelos en el verano. Pero lo ideal es hacerlo en invierno, porque la piel no tiene que estar bronceada para que el tratamiento funcione", señala la dermatóloga Lapadula.

García Díaz, en referencia a la cera, apunta: "Lo ideal depilarse con cera durante la noche y recién ver el sol al día siguiente". Así, señala, podrán evitarse las tan frecuentes manchas.

Mujeres de Hollywood que no se depilan

La belleza vinculada a la ausencia de vello es una cuestión cultural, un imperativo que en otras partes del mundo no son tales. El ejemplo más contundente lo ofrecen algunas estrellas de Hollywood que deciden desfilar por una alfombra roja vestidas de gala pero con pelos en las piernas.

Documento

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?