El adiós a Beto Satragni

El gran bajista uruguayo, fundador del grupo Raíces y colaborador de Spinetta y Mercedes Sosa, murió ayer en Canelones, a los 55 años.
(0)
20 de septiembre de 2010  • 17:45

El gran Beto Satragni nunca abandonó sus raíces candomberas. Sin embargo, su música se proyectó a diversos confines musicales. Tocó con Spinetta-Jade (grabó Alma de diamante), con Mercedes Sosa, con Moris, con Dino Saluzzi, con David Lebón, con León Gieco y con Héctor Starc, entre muchísimos otros. Pero, claro, fue durante gran parte de los 80, junto Rubén Rada y al frente del grupo Raíces, que forjó su identidad musical, ligada a un groove candombero irresistible.

Esa misma identidad es la que, tres décadas después de su debut discográfico al frente de Raíces, recreó junto a la formación original, en el disco 30 años. Fue un verdadero acontecimiento para el candombe-rock rioplatense, sobre todo porque implicó el reecuentro con el tecladista de ese grupo, un jovencísimo Andrés Calamaro, y una participación especial, como invitado, del genial trompetista norteamericano Randy Brecker.

En la reseña de ese disco para Rolling Stone, Claudio Kleiman sostenía: "Andrés Calamaro siempre ha sido un tipo agradecido, dispuesto a dar una mano o rendir tributo a los músicos que lo inspiraron o ayudaron en sus comienzos. Cuando lo conocí, era una especie de niño prodigio de melena enrulada y mirada vivaz, contento porque había ingresado en un grupo llamado Raíces, donde haría su debut discográfico cuando aún era adolescente. La banda era la criatura de Beto Satragni, un bajista uruguayo que había comenzado en Argentina tocando rock & roll (con Moris y Tren Plateado, junto a Botafogo), que finalmente en 1977 se decidió a formar un grupo que fusionara candombe con funk, rock y jazz, una idea con pocos precedentes en Uruguay (fundamentalmente Mateo y Opa), y ninguno en Argentina. Editaron dos álbumes, B.O.V. Dombe (1978) y Los habitantes de la rutina (1980), con algunos cambios en su formación, y luego se disolvieron. Eran tiempos difíciles. Periódicamente, Beto volvió a resucitar el nombre Raíces, con distintos integrantes pero la misma idea musical".

Una de esas resurrecciones que menciona Kleiman fue para grabar un disco genial, con un nombre uruguayísimo: Ey Bo Road (1997), con una portada que recreaba el Abbey Road de los Beatles, pero con tamboreros cruzando la calle, en clave uruguayísima.

Satragni falleció ayer, 19 de septiembre, en el Hospital de Clínicas de Montevideo, víctima de una durísima enfermedad. Tenía 55 años. A partir de ahora, donde suenen los tambores y el groove crezca, estará su espíritu, candombero y musical.

Beto Satragni Trío, con Ricardo Nolé y Quintino Cinalli (1992):

Beto Satragni y Andrés Calamaro:

"Dedos", por Rubén Rada con Beto Satragni y banda:

Por Humphrey Inzillo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.