Se desplomó Wall Street y tembló todo el mundo

El Nasdaq cayó 9,66% y el Dow Jones, 5,64%; América latina fue la región más afectada.
(0)
15 de abril de 2000  

Las acciones de empresas industriales de la Bolsa de Nueva York no pudieron aislarse de la presión a la baja del índice de las tecnológicas, el Nasdaq. Ayer, tanto los papeles de las compañías de la "nueva" como de la "vieja economía" se derrumbaron cuando el mercado supo que la inflación en EE.UU. creció por encima de lo previsto en marzo último.

El Dow Jones cayó 616,23 puntos (un 5,66%), en la mayor pérdida -medida en unidades- en los 103 años de historia del indicador. El índice Nasdaq Composite se desplomó el 9,66% y las bolsas de América latina fueron las más afectadas: Buenos Aires, México y San Pablo retrocedieron 6,03, 7,93 y 4,56%, respectivamente.

El resto del mundo también se sacudió y las más perjudicadas fueron Francfort, que bajó 3,14%; París, 3,17%; Londres, 2,81%; Corea, 4,32% y Hong Kong, 1,28 por ciento.

Aunque falta para la próxima reunión de la Reserva Federal de EE.UU. -se hará a mediados de mayo- algunos operadores especulaban ayer con que al no poder controlar la inflación, ese organismo se anticiparía a una nueva suba de precios y elevaría la tasa de referencia en medio punto, en vez de un cuarto de punto, como lo ha venido haciendo en las últimas ocasiones.

"Nadie compró nada ayer", dijo Luciano Rolón, de Allaria Ledesma. "No hay tanto pánico ahora como durante la crisis asiática, porque el mundo está mucho mejor, pero lo cierto es que este derrumbre modifica las expectativas futuras." Para Darío Lizzano, analista de Santander Investment, "lo que ocurrió es que al mal humor que ya existía por la caída en las empresas de tecnología se sumó el problema de la inflación".

El nuevo derrumbe del Nasdaq abre un signo de interrogación que proyecta sombra sobre la nueva economía. Lizzano cree que con esta última corrección, "prácticamente se acaba el financiamiento fácil para todas las empresas de Internet. Existen firmas que estaban por entrar en la Bolsa para buscar dinero y tuvieron que suspender sus planes. Se depurarán los proyectos".

Desde su pico máximo en marzo último, el Nasdaq Composite cayó un 34,2%, y en lo que va de abril retrocedió un 27,30 por ciento. Luis Corsiglia, presidente del Mercado de Valores, cree que éste es el momento para elegir las empresas tecnológicas que son viables. "Esta depuración va a continuar hasta que haya un equilibrio entre la nueva y la vieja economía. Tanto Corsiglia como Lizzano creen que el próximo lunes el mercado podría rebotar.

Por su parte, el índice Merval de la bolsa porteña perdió en lo que va de abril el 10%; el índice Bovespa, un 19%, y el IPC de México, un 18 por ciento. Pedro Rabassa, analista del departamento económico del ScotiaBank Quilmes, cree que las bolsas de Buenos Aires y San Pablo sufren más la caída del Nasdaq por el peso que tienen las acciones de empresas de telecomunicaciones en ambos mercados.

"Pero a la larga va a haber una diferenciación, porque Telebras, Telecom y Telefónica son empresas con ganancias, no parte de la burbuja. Habrá una diferenciación entre las firmas de Internet que nadie sabe cómo evaluar y que suben de precio por expectativas, y las que realmente tienen capacidad de producir ganancias".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios