Suscriptor digital

"Nadie anda con un peronómetro en la mano"

En San Vicente, el jefe del PJ llamó a la unidad
(0)
9 de octubre de 2010  

Antes de volar a Santa Cruz, Néstor Kirchner usó ayer los festejos del aniversario del nacimiento de Juan Domingo Perón para hablar de otro tema que lo obsesiona: las internas partidarias. En un acto en San Vicente, al filo del mediodía, el ex presidente llamó "a la unidad" y pidió "dirimir las diferencias" dentro del Partido Justicialista.

"Nadie anda con un peronómetro en la mano diciendo a ver qué graduación de peronista tiene cada uno", dijo durante el acto.

El líder del PJ repitió el tono pausado de sus últimos discursos e improvisó un llamado a sus contrincantes justicialistas. "Nadie es más peronista que nadie", recalcó. Y aseguró que tampoco "nadie tiene las llaves del movimiento".

Deseoso de legitimarse y salir fortalecido de un proceso interno con la mira en ser presidente en 2011, Kirchner insistió en que el Partido Justicialista es "la casa de todos".

"Convocamos generosamente siempre a la unidad. Y convocamos con absoluta amplitud democrática, cristalina y transparente, a que todos los problemas que tengamos los dirimamos internamente como corresponde, con el voto democrático del pueblo, para que el pueblo nos diga quiénes nos tienen que representar", dijo.

El mensaje fue interpretado como una señal directa hacia los líderes del Peronismo Federal, que anunciaron que pretenden ir por afuera del PJ que conduce hoy Kirchner, por "falta de garantías".

El plan original emanado de la quinta de Olivos era poder fortalecer al oficialismo con un triunfo interno, que sea un espaldarazo para llegar con fuerza política a las elecciones generales, sin dividir el voto peronista. "Si no, servimos en bandeja el triunfo presidencial a los radicales", esgrimen todavía los principales armadores políticos de la Casa Rosada.

Kirchner ayer intentó fortalecer el mensaje de unidad durante todo el discurso: "Todos aquellos que adhieren al movimiento nacional y popular sabemos que somos un conjunto de dirigentes que jamás le vamos a poner un candado a un movimiento que es el movimiento del pueblo".

En el camino también usó el discurso para volver a criticar a la oposición. Fustigó a "la dirigencia oscurantista" que recurre a la "descalificación, el insulto y la máquina de impedir".

"En 2003 tuvimos que volver al Gobierno para tomar un país devastado, destruido, y seguimos soportando con caridad cristiana la máquina de impedir, la agresión, la descalificación, el insulto y todas las cuestiones que hacen los mismos que fundieron la Patria", se quejó.

Acompañado por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, funcionarios nacionales e intendentes, el líder peronista dijo que, en realidad, le "preocupa que el pueblo siga teniendo cada día más trabajo, más poder adquisitivo, que pueda estudiar, que se pueda jubilar y que le puedan aumentar los sueldos".

KIRCHNER VOLO EN EL AVION DE ANTONINI

Néstor Kirchner arribó ayer a Río Gallegos a bordo de un Cessna Citation matrícula LV-BRJ. Lo que quizás ignoraba es que voló en el mismo avión con el que Guido Antonini Wilson cobró fama mundial, en 2007, junto a una valija llena de dólares. Con otra chapa, el avión aún se usa como chárter de funcionarios.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?