La revancha de Medina

El volante de Argentinos Juniors estará hoy en el Centenario
(0)
17 de marzo de 1999  

MONTEVIDEO (De un enviado especial).- Decir Social Parque es lo mismo que decir Argentinos Juniors. El club de Villa del Parque fue y sigue siendo un semillero inagotable de pequeños del baby fútbol, que luego se convierten en grandes jugadores de primera división.

La de Nicolás Medina es una historia que no se sale del molde. Volante central del conjunto de la Paternal, creció haciendo diabluras con la pelota con Esteban Cambiasso. Los dos fueron a Argentinos y el destino persiste en mantenerlos conectados.

Cuchu (Cambiasso) fue parte de la primera selección Sub 17 formada por José Pekerman y Hugo Tocalli. Tato (Medina) tiene su turno hoy. "Hablamos mucho porque él está en la Sub 20. Es una gran persona", dice Medina de Cambiasso. "Mi sueño es jugar en primera -sigue- y ser como Cuchu o Fernando Redondo, que ya es un símbolo en España. Me encanta cómo juega. Los dos son muy importantes para el país. Trato de imitarlos en lo que pueda."

Tato es un pibe que cuando se le propone el diálogo se prende y trata siempre de ser correcto. Si Fabricio Coloccini faltara, él sería el capitán. Tiene la experiencia que le dieron el torneo de Salerno, el año último, y otras giras con Argentinos.

Una lesión lo dejó afuera ante Uruguay y fue terrible. "¡Uff! No te das una idea las ganas que tenía de estar adentro. Me moría. Grité un montón para tratar de ayudarlos. El estadio fue una cosa espectacular. Nunca había jugado en un lugar así. Son lindos esos partidos, porque a mí, más que achicarme, me motiva que haya tanta gente en contra."

Le gustan las paradas difíciles. Y volverá hoy frente a Brasil: "Es un equipo muy importante. Nunca hay que subestimarlos, pues siempre salen campeones o están ahí".

-¿Qué sería para vos lo máximo que podrías alcanzar en el fútbol?

-Llegar a la selección mayor. Pero sé que apenas empiezo. Tengo que estar tranquilo e ir paso por paso.

El sabe que lograr el pasaje a Nueva Zelanda sería una buena forma de seguir construyendo el camino por el que hoy transita.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios