Aumenta el boleto de tren

Autorizaron subas progresivas de hasta el 80 % en las ex líneas Mitre y Sarmiento; la primera será del 15 %, desde abril; extienden la concesión.
(0)
19 de marzo de 1999  

Apenas un día después de finalizar una audiencia pública en la que hubo fuertes críticas contra la renegociación de los contratos ferroviarios, el Gobierno publicó ayer en el Boletín Oficial el decreto que autoriza subas de hasta el 80 por ciento en las ex líneas Mitre y Sarmiento, que opera la firma Trenes de Buenos Aires (TBA). A su vez, el decreto extiende la concesión en 20 años, o sea, hasta el 2025.

El aumento se aplicará de manera progresiva a partir de abril y hasta el 2003; el primero de los incrementos será del 15 por ciento y llevará la tarifa mínima de $ 0,40 a 0,46, en el servicio eléctrico. Para comenzar a cobrar este valor, la empresa debe poner a circular 33 coches con aire acondicionado y haber remodelado ocho estaciones.

A su vez, el nuevo contrato prevé mayores frecuencias y una eliminación paulatina de los pasos a nivel. Las inversiones alcanzarían los $ 2300 millones.

En tanto, el nuevo convenio fue rechazado por legisladores de la Alianza, entidades de consumidores y por el defensor del pueblo de la Nación, Jorge Maiorano, que acusaron al secretario de Transporte de defender los intereses de TBA.

El Gobierno firmó el aumento en los trenes

Menos de 24 horas después de concluida la audiencia pública que había sido convocada para discutir la renegociación de los contratos ferroviarios, el Ejecutivo nacional firmó el decreto 210 con el que autoriza a la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) a subir un 80 % las tarifas y a explotar el servicio hasta el 2025, o sea, 20 años más de lo que tenía previsto.

Con esto, algunos usuarios y legisladores de la oposición dijeron ayer que la sensación de que el encuentro del lunes último en Moreno había sido "una farsa" por parte de la Secretaría de Transporte pasó a ser una convicción: "Fue todo una burla, realmente indignante", opinó el diputado de la Alianza Ricardo Vago.

Con la firma del documento, el secretario de Transporte, Armando Canosa, logró poner fin al proceso de renegociación con el grupo TBA, el que, tras un fallo de la Justicia, el 2 de febrero último (que obligó a realizar la audiencia pública para dar participación a los usuarios), parecía escapársele de las manos.

Con el nuevo documento firmado, TBA, comandada por Claudio Cirigliano, logró retener la explotación del servicio por 20 años más (es decir, hasta el 2025) y aumentar un 80 % las tarifas, a cambio de comprometer una inversión para mejoras en infraestructura que rondará los 2200 millones de dólares.

El secretario de Transporte dijo que en la audiencia pública la mayoría de los oradores se mostraron en favor de la renegociación, aunque señaló que la semana próxima dará a conocer los cambios que TBAdeberá instrumentar de acuerdo con los reclamos presentados en la audiencia.

Aplicación de la suba

El contrato, en tanto, establece que, para que se disponga la primera suba que sería en abril, TBAdeberá haber puesto en las vías 33 coches con aire acondicionado y reformado 8 estaciones: Floresta, Villa Luro, Ciudadela y Paso del Rey (de la línea Sarmiento) y Urquiza, Cetrángolo, Migueletes y Chilavert (de la Mitre).

Todas estas estaciones fueron inauguradas oficialmente por la empresa el 21 de enero último, cuando todo hacía suponer que el decreto era inminente.

Sin embargo, una semana después la jueza Liliana Heiland hizo lugar al reclamo presentado por la Unión de Usuarios y Consumidores y trabó la renegociación hasta que se convocara a la audiencia.

Ayer, sin embargo, en una conferencia de prensa convocada por la empresa tras conocerse el decreto publicado en el Boletín Oficial, el titular de TBA descartó dar precisiones sobre la fecha a partir de la cual se aplicará el aumento, "porque aún hay que hacer mejoras en las estaciones de Floresta y Paso del Rey, donde por problemas con nuestros proveedores todavía falta hacer el techo".

Sobre los trenes con aire acondicionado que deberán empezar a correr, aseguró que ya subió a las vías una formación (6 vagones) que recorre el ramal Retiro-Tigre y que el resto de los coches se encuentra en proceso de armado.

En cuanto a la fecha de aplicación del segundo incremento, la compañía estima que será a mediados de año, cuando la tarifa suba otro 15 por ciento. Para que ello suceda, 15 coches con aire acondicionado deberán ponerse en servicio y otras 3 estaciones tendrán que estar mejoradas.

El tercer aumento, esta vez del 19 %, será en el 2001. Para ese entonces, tendrán que agregarse al servicio 50 coches nuevos y otros 150 con aire acondicionado. La última suba será del 14 % y se hará efectiva en el 2003, cuando 148 coches entren a escena.

Menos que el colectivo

En tanto, el gerente general de la empresa, Roberto Agosta, se encargó de explicar que una vez concluidas las obras y aplicado todo el aumento, el boleto del tren estará por debajo del costo actual del transporte automotor.

"Dentro de cinco años -dijo- viajar en tren de Once a Moreno va a costar 1,75 peso contra los 2,50 o 3,50 que hoy cuesta el colectivo", consideró.

El decreto publicado ayer en el Boletín Oficial provocó una marejada de opiniones en contra de la política instrumentada por la Secretaría de Transporte.

Por eso, asociaciones de consumidores, legisladores y la defensoría del pueblo se reunirán hoy para analizar qué actitud tomarán ante el anuncio.

"La firma del decreto de concesión el mismo día que se finalizaba la audiencia es la mejor demostración de que todo fue un engaño hacia la gente y hacia los expositores. Por eso, estamos estudiando la presentación de recursos de amparo, porque nuestros derechos como usuarios no fueron escuchados", dijo Vago.

Sin embargo, el titular de la empresa desestimó los dichos de la oposición al asegurar que "puedo asegurar que el acta (de la audiencia) fue transcripta, analizada y se sacaron las conclusiones", aclaró.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?