Suscriptor digital

Original aporte a la poética musical

En Aura, Sánchez Verdú reinterpreta a Carlos Fuentes
(0)
3 de noviembre de 2010  

Aura Opera con música y libreto de José M. Sánchez Verdú sobre un relato homónimo de Carlos Fuentes, para cantantes solistas y ensamble instrumental. Ciclo de música contemporánea. Puesta en escena: Emilio García Wehbi. Dirección musical de José M. Sánchez Verdú.. Cantantes: Eugenia Fuente, Virginia Correa Dupuy y Andreas Fischer. En la Sala Casacuberta del Teatro San Martín.

Nuestra opinión: muy bueno

Justificada expectativa generó esta pieza de teatro musical debida al compositor español José M. Sánchez Verdú sobre un relato de Carlos Fuentes publicado en México en 1961, el mismo año que La muerte de Artemio Cruz , de significativa incidencia en el llamado "boom" latinoamericano.

Afín con la concepción del tiempo del escritor mexicano, José M. Sánchez Verdú generó una ópera sobre un relato en el que la percepción de lo temporal -en manos de un supuesto historiador que investiga el pasado de un personaje- se fusiona con el mundo de su imaginación.

Sin descuidar la acción escénica de sus tres personajes, que en definitiva se refieren a uno solo -el propio historiador- la partitura de Sánchez-Verdú organizó su obra y las señales sonoras del calificado ensamble instrumental que dirigió haciendo que marchasen progresivamente hacia una creciente transparencia y esencialidad musical.

Como acontece en el relato aludido, también en su ópera la inventiva acústica se proyecta hacia nuevas percepciones del tiempo. La música resultante, extremadamente sutil, emanada de instrumentos acústicos y el Auraphon -instrumento desarrollado por el propio compositor en el estudio de música experimental de la SWR de Friburgo, Alemania, que fue ejecutado por Joachim Hass- atraviesa lagos períodos cercanos al silencio y una imagen sonora etérea y flotante.

Un sonido de otro mundo

"El Auraphon -explica el compositor- es un espejo gigante.El público no se limita a oír lo que ocurre en escena, sino que percibe este «aura» sonora como algo que parece provenir de la lejanía, de otro mundo".

El Auraphon sintetiza las funciones de cinco instrumentos (tres gongs y dos tam-tams, que resuenan generando otros tantos timbres sonoros). A esos cinco instrumentos corresponden los cinco cantantes (Aura, Consuelo, Felipe y dos voces lejanas) y cinco instrumentos que tienen una función casi solística: flautas dulces (alto y contrabajo Paetzold), tuba baja y dos acordeones, los que sólo une un quinteto de cuerdas acústicas.

Al igual que Carlos Fuentes, el compositor español bordea y desafía los límites entre realidad e imaginación sonora; lo cual intensifica el tiempo existencial de sus personajes y agranda su sentido metafísico; el símbolo se mezcla con la alegoría.

Pero también se interna en el mito y la fábula infantil, con criaturas surgidas de la imaginación de Lewis Carroll, que las proyecciones fílmicas recuerdan y a los que la puesta de García Wehbi dio ámbitos apropiados.

Cada uno de los personajes, Aura (Eugenia Fuentes), Consuelo (Virginia Correa Dupuy) y Felipe (Andreas Fischer) "desandan" las moradas en las que vivieron en una vida pasada: una metáfora y una búsqueda desesperada, quizás, de su propia identidad que sus voces y su acción escénica tradujeron de manera excepcional .

Como acontece en el mundo onírico, todo movimiento resulta ilusorio; toda continuidad argumental queda descartada en Aura , como si la realidad fuera tan sólo acontecimiento puro, y el tiempo un presente eterno e inmutable, trasladando la dramaturgia al interior de la música.

Por ello la creación de Sánchez Verdú constituye un aporte original que enriquece la poética musical de nuestro tiempo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?