Suscriptor digital

Los secretos de una cool hunter

Kiwi Sainz se dedica a estudiar los nuevos hábitos de consumo y las costumbres de la sociedad; conocé más acerca de esta profesión que determina las nuevas tendencias
(0)
3 de noviembre de 2010  • 15:57

Editora de la calle, catadora de tendencias, radar de lo nuevo, conectora de mundos high&low. Así se define Kiwi Sainz, reconocida consultora y precursora del cool hunting local en diálogo con RevistaOhlala.com , en una entrevista que busca indagar sobre esta extraña profesión de "clarividentes" sobre los usos y costumbres de la sociedad, aquellos que en principio se manifiestan como índices casi imperceptibles, o muy difíciles de advertir, para luego desembarcar e imponerse de manera duradera.

"El concepto cool hunter suele estar más circunscripto a la moda (a las modas), lo que se viene en términos de ropa, telas y colores. Yo me dedico más a analizar hábitos de consumos y apropiaciones y prácticas de usos que no suelen ser tan espectaculares ni pasajeros, sino más imperceptibles y de imposición más lenta pero duradera. Esa podría ser una distinción entre moda y tendencias", aclara Kiwi, egresada de Letras (UBA), y especialista en etnografía urbana y subculturas emergentes.

Kiwi dice que en sus comienzos, muchos clientes le decían astróloga, porque creían que adivinaba... ¡y acertaba! , y que su trabajo es una conjunción de Sherlock Holmes y Terminator, detective por un lado y escaneo radiográfico por otro.

¿En qué consiste ese trabajo de campo que llevás adelante? ¿Cuáles son aquellos indicios de la realidad que se van tomando como piezas preciosas en cada investigación?

La clave para mí es la lectura de indicios, a partir de los trabajos de Carlo Guinzburg o el salto abductivo de Peirce ; y por supuesto el método Sherlok Holmes de la investigación, que ahora está de moda en la serie Dr. House (aunque de un modo muy previsible). Y obviamente patear la calle: ver qué apropiaciones hacen los consumidores -gente real en situaciones reales-, a partir de las propuestas comunicacionales y de marcas. Yo me intereso en una pragmática de las marcas, qué hacen los consumidores y cómo devuelven siempre adelantada la pelota. El consumidor mas bobo es siempre más veloz que la marca piola.

Entre sus hallazgos como catadora de la realidad, Sainz menciona los "seniors combat" o "viejitos Cocoon", gente mayor hi- tech que comenzó a vivir una segunda adolescencia; "chicos cocineritos" o hijos gourmet que, en hogares de madres solteras y profesionales, las superaban en asuntos culinarios; y antes de que se acuñara el término metrosexual, se refería a ellos como "falso gay" o "varón coqueto". ¿La primicia? Kiwi dice que pronto, debido a un acercamiento de las chicas a los deportistas como ídolos pop, se viene una oleada de mujeres que jugarán al fútbol.

¿Ese trabajo de campo está vinculado con la noción de observación participante divulgada por García Canclini? ¿De qué manera?

Uf, sí, García Canclini divulgador. Qué puedo decirte... Contestar esta pregunta es todo un estante de biblioteca. Pero creo que quien mejor reflexiona hoy sobre la práctica etnográfica es la mexicana Elsie Rockwell. Paidós ahora publicó un libro: La experiencia etnográfica .

Además de "radar de o nuevo", Sainz es analista y docente universitaria (Semiología, UBA) y publicitaria (Young&Rubicam, Euro CraveroLanis, Asociación Argentina de Agencias de Publicidad); Columnista de tendencias (Viva, Dmode. Joy); periodista de cultura joven ("Sí!" del diario Clarín); periodista deportiva (Olé) y por si fuera poco, DT de fútbol (AFA con reconocimiento FIFA).

De todos modos, ella insiste en que no se considera estrictamente cool hunter (que es un mero recolector, un ojo) sino analista. "Puedo conceptualizar y pensar acciones prospectivas -lo que podría diferenciarme de la inmediatez periodística-, y por eso mismo me considero en mi rol de consultora que genera puentes, atajos entre los productores simbólicos (artistas, jóvenes inquietos) y las marcas. Prefiero darme el lugar de catadora de tendencias; más una conocedora, degustadora, crítica gourmand que una glotona que busca lo nuevo por lo nuevo mismo", aclara.

Investigación creativa con perspectiva predictiva. De eso se trata el trabajo: el estudio de futuros posibles, o futuros cercanos que ya llegaron para quedarse, aunque sólo son visibles a los ojos de estos cazadores ocultos de la realidad misma.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?