Suscriptor digital

La escena llora a Pachi Armas, un gran actor

(0)
13 de noviembre de 2010  

El miércoles pasado murió Pachi Armas, gran actor y hombre muy querido en el medio artístico, que luchó contra su enfermedad. Multifacético, fue uno de los principales miembros del elenco estable del Teatro San Martín y trabajó allí durante ocho años; a su vez, participó en numerosas telenovelas en la década del 80.

También profesor de actuación, se dedicó a ese arte, que se convirtió en su profesión en 1969, cuando debutó en el Payró con la obra Chau, papá. Años más tarde, luego de muchas otras obras, en 1983, trabajó en Pasión y muerte de Silverio Leguizamón , que le valió gran reconocimiento de la crítica y el público. "Nunca hay buenos y malos. El personaje más terrible siempre tiene rasgos positivos. El actor debe descubrir el ángel y el demonio que habitan en todo papel", dijo a LA NACION aquel año.

Férreo defensor de los artistas y el teatro argentino, promovió siempre la formalización de esa labor: "Deberían existir muchos teatros como el San Martín. Cada sala teatral tendría que cobijar un elenco estable y, sobre todo, la posibilidad de una labor sostenida a lo largo de los años", había afirmado en aquella entrevista. Trabajó en telenovelas como Por siempre mujercitas , Alta comedia , Así son los míos , Mi nombre es coraje y Rosa de lejos , entre otras. En teatro actuó en El jardín de los cerezos, Don Juan, Las visiones de Simone Machard, Babilonia, Santa Juana, El mago, El inspector y El reñidero , entre muchas otras. Además, fue autor de la obra La vida va , que estrenó en 2004. Su última actuación puede verse en la película Luisa, estrenada en 2009.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?