Luis Pescetti, el ganador del Grammy

Este fin de semana se presentan varios grupos de música para chicos, un fenómeno que crece
(0)
13 de noviembre de 2010  

Noviembre es mes de recitales y premios musicales en Buenos Aires. También para los chicos. Mientras se están afinando voces e instrumentos para presentaciones del grupo brasileño Trii, de la banda de pop Koufequin y del tradicional grupo Sonsonando para este fin de semana, llega la gran noticia desde Las Vegas: Luis Pescetti ganó el Grammy latino al mejor álbum de música latina para niños.

"Es un premio al contenido, despojado de todo andamiaje de gran producción", dice un Pescetti entre entusiasmado y reflexivo, tras enterarse del premio en su casa de Saavedra a través del mensaje de texto de un amigo nominado que sí estaba en el hotel Mandala Bay de Las Vegas.

"Obviamente estoy contento, pero al ver en la presentación televisiva todas esas enormes producciones superpuestas, pensaba que este Grammy apuntó al contenido. A veces, confundimos el soporte, la plataforma, cuando lo que importa es lo que se quiere decir", señala el cantautor, que suele presentarse sobre el escenario sin más que su guitarra y un micrófono.

Pescetti evita, sin embargo, colocarse en el lugar de la queja nostálgica. Su impronta, tanto en la música como en la literatura, es eminentemente contemporánea, como lo demuestra la facilidad con que incursiona en la radio, la televisión o en Internet. O ahora en las lides de los premios internacionales de mayor rating en el ámbito de la música. "No es que no importe la discusión sobre la innovación tecnológica en las artes", dice. "Pero podés utilizar la plataforma multimediática que quieras y si te falta contenido, sólo vas a sobrevivir hasta que llegue alguien que tenga algo que decir, con producción o sin ella. El contenido barre con todo ilusionismo."

Varios buscadores de contenidos musicales salen este fin de semana al encuentro de los chicos en la cartelera porteña. Entre ellos, el grupo brasileño Trii, conformado por Marina Pittier, Estêvao Marques y Daniel Doc, integrantes también del célebre grupo Palavra Cantada, que llevan su propuesta lúdico-musical a La Nube.

"Entremezclamos canciones, cuentos y juegos, pero siempre aparece, en cada uno de estos elementos, la música", explica Marina. "Jugamos bastante con los ritmos brasileños, la mayor parte de las canciones son temas propios, pero también cantamos temas populares con letras nuevas." Forma parte de su recital el movimiento danzado y la atracción de sus instrumentos, que van desde la percusión sobre el propio cuerpo y con cucharas, hasta coloridos tubos de PVC, además de otros más convencionales.

También actuará Sonsonando, uno de los pilares de la construcción sonora que se formó a través del Momusi, en el ciclo dominguero en el Teatro 25 de Mayo. Y en La Trastienda sale a escena el pop de los chicos, con la presentación del grupo Koufequin, para dar continuidad a la serie de recitales de primavera que iniciaran con rock para chicos Papando Moscas y La Banda del Musiquero Loco.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.