El futuro de Internet está en la personalización

La Web avanza en la identificación de las necesidades y los gustos de sus usuarios, el paso previo para anticipar consumos y hábitos
(0)
14 de noviembre de 2010  

A pesar de lo difícil que puede resultar hacer predicciones sobre los negocios online teniendo en cuenta la velocidad con la que se actualiza el mundo virtual, los especialistas en el tema se animaron a imaginar cómo serán los negocios en el año 2020.

El primer cambio se verá en la forma de comerciar bienes y en el rol del consumidor. La empresa ya no se relacionará con una audiencia masiva, sino que tendrá una relación más personalizada con el cliente, pasando de un consumidor pasivo a un “prosumidor”, una persona que se comporta como consumidor y productor de contenidos a la vez, dado que participa y recomienda o no los productos que se ofrecen.

“El sitio web propio dejará de tener peso y las empresas deberán tener una presencia muy fuerte en los lugares donde está la audiencia, a la que tendrán que atender donde esté, ya sea en Facebook o YouTube”, dice Alejandro Sewrjugin, CEO de VFound.

Un segundo factor que favorecerá la gestión de operaciones comerciales a través de Internet es el carácter intuitivo de los nuevos dispositivos y el formato visual que son adaptados cada vez más a la Web. Pablo Tedesco, director de TBI Unit, señala que “se espera que haya sitios más sofisticados que reconozcan las necesidades del cliente y se orienten a anticipar sus gustos”. El director describe una integración cada vez mayor con dispositivos móviles –por su traslado–, ubicuos –por la posibilidad de acceder a los servicios no importando dónde se encuentre–, y personales, porque quien lo lleva es la persona a la que va dirigida.

“El desafío para 2020 es una Web semántica, porque irá reconociendo lo que buscamos y con eso anticipará nuestras necesidades, y contextual porque los usuarios, de acuerdo con sus movimientos habituales, van generando contenido a través de la geolocalización de lugares en los cuales dejan sus comentarios y recomendaciones”, agrega Tedesco.

De esta forma, el sistema se vuelve inteligente y cada vez que el cliente va a un lugar geográfico le recomienda bares, restaurantes o negocios y ofertas especiales, mostrándole dónde van sus pares de esa red social. Esto permite que las empresas puedan anticiparse a los movimientos de los consumidores y ofrecerles productos y servicios a través de cualquier dispositivo que tenga.

A su vez, los avances también permiten imaginar un escenario en el cual se recorrerán las góndolas del supermercado y se podrá ver el detalle de cada producto con un video explicativo que se despliegue en el dispositivo móvil; en el que el auto nos avisará que tiene un desperfecto y nos señalará el mecánico más cercano, y donde nuestra heladera reconocerá los alimentos que faltan para hacer el pedido al supermercado o que un equipo de monitoreo de salud se comunique para asegurar nuestro bienestar.

Así, tampoco se descarta que se podrá pagar un café simplemente tocando la máquina de café o comprar un libro con un “apretón de manos” al vendedor, gracias a las tecnologías eGo. Estas son algunas realidades que se vivirán en el año 2020.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?