Camilo Blajaquis - La venganza del cordero atado

(0)
17 de noviembre de 2010  • 18:42

Camilo Blajaquis, pseudónimo de César González, es el autor de esta antología de poemas

Esto dice Luis Mattini en el prólogo:

De “pibe chorro” a poeta; de César González a Camilo Blajaquis; de “Todo Piola” a su primer libro de poesía… ¿Irá, por este camino, de canillita a campeón? En realidad, no lo sabemos, pero tampoco nos interesa adónde “llegue”, porque como dicen que dijo Don Quijote, lo importante es el camino, no la posada. Lo conocí cuando César estaba alojado en el Instituto Correccional de Menores Agote cumpliendo una pena por delito grave, y explicaba en una entrevista cómo la literatura política -en la que se inició leyendo nada menos que a Rodolfo Walsh y a Jorge Masetti- le salvó la vida. Comenzó a escribir adoptando el seudónimo de Camilo, en homenaje a Camilo Cienfuegos, el comandante cubano compañero del Che, y Blajaquis, como recuerdo de uno de lo militantes sindicales asesinados en Avellaneda, hecho narrado en ¿Quién mató a Rosendo? Por mi parte -nobleza obliga confesar-, lo que más me impactó en esa oportunidad fue ver la ilustración de la publicación de la entrevista consistente en una fotografía de César en la biblioteca del Penal, con mi libro Los Perros en sus manos; porque esa fotografía de Camilo Blajaquis leyendo uno de mis libros más apreciados supera cualquier satisfacción, me hizo sentir que valió la pena escribir y editar ese libro sólo para eso, para que lo leyera un joven víctima de la injusticia social, quien además, afirma que la literatura lo rescató para la vida.

Bajate una selección en PDF

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?