Murió García del Solar, embajador de referencia

Fue el precursor de la resolución de la ONU que forzó la negociación diplomática por Malvinas
(0)
27 de noviembre de 2010  

Una figura insoslayable en la política exterior argentina, con particular influencia en el desarrollo de las negociaciones diplomáticas en torno al conflicto con Gran Bretaña por las islas Malvinas, fue el embajador Lucio García del Solar, fallecido ayer, a los 88 años, en esta ciudad.

A partir de su infatigable capacidad diplomática, tuvo una decisiva participación en la célebre resolución 2065 de las Naciones Unidas, que en 1965 invitó a los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido a encontrar una solución diplomática al diferendo, lo que fue el punto de partida para incorporar el tema de la soberanía en las negociaciones.

Dicha resolución, aprobada por abrumadora mayoría cuando García del Solar se desempeñaba como ministro consejero del gobierno de Illia ante la ONU, durante la gestión del canciller Miguel Angel Zavala Ortiz, abrió el camino a resoluciones posteriores, en favor siempre de la vía de la negociación.

Diplomático de larga y reconocida trayectoria, fue uno de los primeros en comprender que la política sobre las Malvinas debe ser una política de Estado. Previamente, se había destacado como embajador en la Unión Soviética, en 1966. Tras el derrocamiento de Illia, renunció al servicio exterior, al que regresó en 1982, luego de la Guerra de las Malvinas, al ser designado embajador en Estados Unidos.

Le tocó llevar a buen puerto el restablecimiento de las relaciones con el gobierno norteamericano, tras el conflicto por las Malvinas, durante la transición a la democracia. El presidente Raúl Alfonsín lo ratificó como embajador en EE.UU. y encabezó más de una vez negociaciones políticas para avanzar en acuerdos por el problema del endeudamiento externo. Fue un consejero permanente del radicalismo en política exterior, independientemente de que el partido estuviera en el gobierno o en la oposición. Defendió siempre el principio de no intervención, en sintonía con la tradición diplomática argentina.

García del Solar había nacido en Mar del Plata en 1922, y se había graduado en relaciones internacionales en el Instituto de Estudios Diplomáticos de París, en 1958. Para ese tiempo, ya se había producido su primera renuncia a la Cancillería, en 1946, al llegar el peronismo al poder.

En tiempos muy distintos, acompañó en los años 90 al gobierno de Carlos Menem, que lo nombró representante especial para las negociaciones de normalización de relaciones con el Reino Unido.

Miembro fundador del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), fue un referente eminente de la política exterior, colaborador de La Nacion y presidente del Consejo Superior de Embajadores de la Cancillería.

Estaba casado con Leonor Valerga Aráoz, con quien formó una familia ejemplar. Sus restos serán sepultados hoy, a las 11.30, en la Recoleta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?