Suscriptor digital

Vasco, un justo campeón

El equipo carioca se impuso a Boca por 76 a 68
Miguel Romano
(0)
31 de marzo de 1999  

RIO DE JANEIRO.- Los 11 mil espectadores presentes en el Maracanazihno fueron testigos de la primera consagración de Vasco da Gama como campeón de la Liga Sudamericana de clubes. El equipo carioca superó sin problemas Boca por 76 a 68.

En la primera mitad Boca y Vasco se repartieron el protagonismo. El primer cuarto fue para el equipo argentino, que lo ganó con tranquilidad y personalidad. Realizó un trabajo prolijo y contundente. Jugó una defensa dura con De la Fuente sobre Rogerio, y desde el perímetro la clave estuvo en los aciertos desde la línea de tres puntos del canadiense Barrett y de Fernández. Además, el quinteto inicial cumplió lo que le pidió su técnico, Néstor García, jugar la pelota hasta el límite de los 30 segundos y así elegir los mejores tiros.

Ya en el segundo, la historia fue distinta. Vasco tomó el control de la pelota y le quitó el dominio a su rival. Boca sólo anotó 5 puntos en 7 minutos, mientras que Vasco convirtió 16. Esto provocó que el conjunto carioca pasara al frente por primera vez por 30 a 29. En este cuarto fue fundamental el trabajo del Charles Byrd, que pudo romper la defensa de Boca y logró que los interiores se acercaran al cesto para que su equipo llegara al descanso con la victoria parcial de 34 a 32.

La tercera etapa le sirvió a Vasco para aumentar la diferencia. Boca comenzó a errar todos los lanzamientos de dos puntos y el local aprovechó para hacer su juego: tomar rebotes en defensa y salir en velocidad por intermedio del base Byrd y Demetrius. En este período Vasco consiguió la máxima diferencia de diez puntos y terminó ganando por 54 a 49. Boca allí perdió parte de sus posibilidades de revertir la situación.

El cuarto final fue el más emotivo, los dos equipos se jugaron el todo por el todo: Vasco para hacer prevalecer la diferencia y Boca para revertir la situación.

El equipo argentino creció y salvó su honor. Ajustó las marcas y le quitó a su rival la posibilidad de correr en ataque. Faltando 3m24s empató el partido en 63. Pero en ese momento, Boca se quedó sin Montecchia, el hombre más importante en la conducción, y los brasileños tomó otra vez la diferencia de 3 puntos, que no soltó más. La noche del conjunto carioca fue salvada por los extranjeros Byrd y Vargas, que taparon los nervios de sus compañeros.

Vasco da Gama (76): Demetrius, 8 (expulsado); Byrd, 30; Rogerio, 3; Mingao, 14 (expulsado); Vargas, 19 (fi); Joao Batista; Janjao, 2, y Fernandes. DT: Flor Meléndez.

Boca Juniors (68): Montecchia, 14 (expulsado); De la Fuente, 5 (expulsado); Barrett, 26; Fernández, 14, y Williams, 6 (fi); Festa, 3; Farabello; Wolkowyski, y Eslava. DT: Néstor García.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?