Suscriptor digital

Siempre a la sombra del poder

Mariela Arias
(0)
23 de diciembre de 2010  

RIO GALLEGOS.- Angelina Abbona pasó más de la mitad de su vida en Santa Cruz. Aquí hizo sus primeros trabajos como abogada, y de la mano de Carlos Zannini se acercó al kirchnerismo para quedarse: tuvo participación activa en causas tan sensibles como los fondos de Santa Cruz y el apartamiento del ex procurador Eduardo Sosa.

Tiene 58 años, es mendocina y en la revolucionada Córdoba de los años 70 integró la agrupación estudiantil Vanguardia Comunista, donde conocería a Zannini, hoy uno de los hombres más influyentes del gobierno de Cristina Kirchner. Junto a otros militantes de la agrupación llegaría a Río Gallegos en 1977, con promesas de refugio durante la dictadura. Pocos años después la seguiría Zannini.

A mediados de los 90, con Néstor Kirchner en la gobernación, fue nombrada en la estratégica Fiscalía de Estado. Desde allí le tocó negociar en 1996, junto con Zannini y el actual jefe de la SIDE, Héctor Icazuriaga, los polémicos honorarios por 10 millones de dólares en efectivo al abogado José Manuel Saravia, que patrocinó a la provincia en el reclamo por regalías petroleras mal liquidadas que se transformarían en los 630 millones de dólares que la Nación le pagó a Santa Cruz (y que serían depositados en el exterior).

Con el tiempo, Abbona tomó vuelo propio. Su estrecha amistad con la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, llevó a que fuera nombrada auditora interna de esa cartera en 2004 (duró casi cuatro años, pero nunca se mudó de Río Gallegos).

Regresó a la gestión pública santacruceña con el gobernador Daniel Peralta, que la designó en 2007 presidenta del Tribunal de Cuentas. Durante su gestión certificó los informes de los fondos extraordinarios que la provincia tenía depositados en el exterior.

Fuentes locales confirmaron que Abbona inició los trámites jubilatorios días pasados, antes de que el 16 del actual se aprobara la reforma previsional. El alcance de la ley, que implica un aumento de aportes jubilatorios y la pérdida de algunos beneficios, generó un vendaval de jubilaciones antes de la reforma.

La nueva ley establece un aporte solidario de los futuros jubilados a partir de los ingresos estimados en 8300 pesos, un porcentaje escalonado entre un 7 y 12%. Quizás el hecho de haber iniciado ya los trámites para jubilarse por el viejo sistema explique el decreto 2039, con el cual fue designada Abbona, que indica que su cargo será "ad honorem".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?