Suscriptor digital

Los Pericos: 25 años del reggae de las pampas

En el momento de mayor popularidad del género jamaiquino, la banda que le dio fama festeja su cuarto de siglo
(0)
15 de enero de 2011  

Verano marplatense. Calor, mucho calor en una noche de enero como cualquier otra, salvo porque en el viejo Radio City tocan Los Pericos. La banda aún se mantiene en la cresta de la ola de "El ritual de la banana" y, en la calle, la cola para ingresar es tan larga que garantiza que todas las butacas estarán ocupadas. Lo que luego sucede dentro es una fiesta reggae de dos horas, en plena costa bonaerense, muy lejos de Jamaica.

Pasaron más de dos décadas de ese recuerdo, y cada uno tendrá los suyos adheridos a Los Pericos y a los comienzos del reggae argentino. Ellos, para celebrar sus 25 años de vida, editaron Pericos & Friends, recurrieron a lo más "reggaero" de su repertorio, a tres covers y apelaron a ilustres invitados de Jamaica, América latina, Inglaterra y, claro está, la Argentina: Gregory Isaacs (recientemente fallecido), Ali Campbell (UB40), Mykal Rose, The Original Wailers, Toots Hibbert, Guillermo Bonetto y The Skatalites, entre otros.

"Necesitábamos que los temas, más allá de los invitados, tuvieran una segunda producción en un disco de estudio", cuenta Juanchi Baleiron, vocalista de la banda desde la salida de "El Bahiano". Y es que viejos clásicos del primer disco, como "Amandla" (con Toots Hibbert) y "Jamaica Reggae" (con The Skatalites), merecían volver a grabarse, sobre todo después de más de 2000 shows encima. "Obviamente, hoy están mejor producidos y tuvimos tiempo suficiente para mezclarlos –agrega Juanchi–. Tardamos dos años. La idea siempre estuvo dando vuelta en nosotros como un sueño: Pericos, como banda pionera en la región que hizo masivo al reggae, a su manera y con invitados importantes. Cuando nos juntamos con el sello [Music Brokers], ellos tenían la propuesta de hacer Pericos y Wailers como dos emblemas del reggae de América latina. Así aunamos el criterio de ellos con nuestra idea artística."

–¿Por eso hay dos temas con Wailers?

Willy: –En realidad, empezó con "Runaway" para un compilado de reggae que hicieron ellos en Music Brokers y ya que venían a nuestro estudio, dijimos: «Vamos a grabar algo más», y sumamos "Natural Mystic", de Marley. Y la fantasía de que esté Ali Campbell en "Waitin’" está desde el día que incluimos el tema, porque es tan UB40 la canción. Es más, había gente que creía que era de ellos. Y así se fue armando. Con "Sin cadenas" pensamos que podía estar bueno un combo latinoamericano que la cante y juntamos a Gondwana (Chile), No Te Va Gustar (Uruguay) y Tito Fuentes, de Molotov (México). Y Toots no podía faltar, es nuestra influencia máxima.

Juanchi: –Cada tema llegó a su madurez en cuanto a arreglos, producción, mezcla, pero también todas las canciones se acomodaron en un mismo tren. En esas cosas, el tiempo juega a favor.

–A la mayoría de las bandas les gustaría volver a grabar varios de sus discos, principalmente los primeros, porque sienten que ese sonido ya no los representa.

Willy: –Keith Richards decía: «Ojalá uno pudiera tocar los temas durante dos años y recién después grabarlos». La mayoría de los temas los componés y a los pocos meses los grabás, no maduran. Si los tocás un año, dos, ni hablar 25 años, como "Jamaica..." o "Amandla", ya es tan parte tuyo que es muy diferente a cómo tocabas el tema al principio. Y este disco tiene mucho de eso. También dos temas de Marley, porque nos conecta con nuestros comienzos. Hoy lo vemos como algo natural, pero es una locura pensar que grabamos un tema de Marley con los Wailers ["Natural Mystic"], gente que admiramos, copiamos y hoy podemos tocar con ellos.

–La lista de temas no es festivalera, más bien se enfoca en el repertorio reggae de la banda.

Gastón: –La idea fue hacer un disco "reggaero", por eso muchos clásicos quedaron fuera, porque no rendía versionarlos a ese formato. Nos pasó con "Home Sweet Home", "Párate y mira", "Me late". En la intención de hacer un disco en formato mid-tempo, esos temas no encajaban.

–¿Cambió el destinatario de alguna canción?

Juanchi: –Con Toots tuvimos que cambiar. Para él nos gustaba "Jamaica...", pero por una cuestión legal no puede cantar temas sobre la ganja, así que automáticamente pensamos en "Amandla". Le mandamos el tema en una versión maquetada y cuando lo devolvió para nosotros, fue una emoción escucharlo. Es que nos marcó mucho y hay varias canciones a su estilo en nuestra historia, como "Home sweet home", más covers de él, como "Hacé lo que quieras" y "Monkey man".

Para Los Pericos, los 25 años recién empiezan, porque desde mañana se conocerá la versión en directo del asunto (ver recuadro). "En julio y agosto, vamos a ir a tocar a Inglaterra y a España con Ali Campbell –cuenta Willy–. Pero antes vamos a girar por Brasil y México."

A seis años de la salida de "El Bahiano", la banda se ve sólida y lista para cerrar el largo período de transición. "Este disco termina de cerrar esa transición –sostiene Willy–, pero nosotros hace cientos de shows que ya cerramos esa etapa. ¿Sabés por qué? Porque juntamos 130.000 personas en México en el cierre de un festival, 70.000 en Olavarría... y hay una sensación de que el grupo ya es esto. Pasó la transición y lo mismo pasa con el disco: éstas son las versiones reales de los temas. Es una sensación que tenemos, de la gente hacia nosotros, que está desde antes de Pura vida. Claro que valoramos y respetamos el pasado y mirá si no lo hacemos que en este disco hay tres ex pericos: Ale Perico y Martín Gutman en "Jamaica Reggae" y Guille Bonetto en "Pupilas lejanas".

–¿No estaban las cosas dadas como para que invitaran a "El Bahiano" a cantar un tema?

Juanchi: –Tenemos todo el reconocimiento y respeto por lo que significó, pero no está la parte humana, con lo cual las cosas no pueden avanzar. Lo mejor es que a él le vaya bien con su carrera y que nosotros continuemos con Pericos y refundemos a la banda las veces que sea necesario, porque es lo que queremos hacer. Pero no hay onda para otra cosa.

–Hay un reconocimiento del reggae argentino hacia ustedes que cinco años atrás no se observaba. Antes los más radicales decían que Los Pericos no hacían reggae.

Gastón: –Y en parte es verdad.

Willy: –Nunca fuimos un grupo de reggae-roots. En Jamaica, nos reconocieron eso cuando nos invitaron por primera vez, en 1993. Acá, antes había una inseguridad de querer ser más papista que el Papa y todo lo que no entraba en el canon del roots no era reggae. Hoy muchos de esos grupos tocan en festivales y convocan mucha gente, se relajaron y perdieron esas inseguridades. Nosotros nunca dijimos que éramos los fundadores de algo, sino que somos un eslabón grande de una cadena de grupos que empezó con Sumo, Los Abuelos de la Nada, Los Cafres y muchos otros.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?