Nuevos piquetes en Chile complican el acceso a Tierra del Fuego

Crédito: Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego
Dos nuevos bloqueos dejan varados a centenares de personas que buscan salir o entrar a la provincia por tierra
(0)
17 de enero de 2011  • 23:12

Dos nuevos bloqueos en territorio chileno complicaron la situación de centenares de personas que buscan salir y entrar a Tierra del Fuego, quienes permanecen en la ruta a la espera de una solución al conflicto generado por el aumento del gas en el país trasandino.

El vicecanciller argentino Alberto DAlotto informó a la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, que la situación en esa provincia es de preocupación "porque está en juego el abastecimiento y el tránsito de personas, por lo que se trabaja entre ambas cancillerías" pera buscar una salida.

Ríos reiteró que "el gobierno provincial está colaborando en todo lo que su competencia admite y permite, poniéndose a disposición de todas las áreas de Nación e incluso de autoridades chilenas para resolver" el conflicto.

La situación se agravó hoy con la interrupción del tránsito en la ruta 257 a la altura del paso internacional de San Sebastián y cerca del cerro Sombrero, por lo que se formaron filas de automóviles y camiones de siete kilómetros sobre territorio argentino y dos kilómetros en Chile, informaron fuentes de la gobernación fueguina.

Según precisó el gobierno de Tierra del Fuego, que elaboró un mapa explicativo de los piquetes, los cortes más complicados se ubicaban en cercanías de Punta Arenas, Cerro Sobrero y Paso Fronterizo San Sebastián, en territorio chileno. Los cortes de rutas impiden "el paso de automovilistas y transportistas argentinos al transbordador para cruzar el Estrecho de Magallanes desde Bahía Azul (isla de Tierra del Fuego chilena) hasta Punta Delgada (continente chileno)" .

La secretaria de gobierno Eleonora Demaio dijo a la agencia Télam que según los reportes que le llegan de Gendarmería "la aduana chilena cerró en forma temporaria ya que no da abasto por la gran cantidad de gente que se acumuló para realizar todo tipo de trámites".

En tanto, cuatro aviones de la Fuerza Aérea trasladaron ayer a las ciudades de Río Gallegos, Ushuaia y Rio Grande a 226 argentinos que se encontraban varados en la ciudad chilena de Punta Arenas y que no podían retornar de ninguna manera al país.

La Cancillería argentina dispuso que se preste "inmediata asistencia a los ciudadanos argentinos varados en distintas rutas chilenas tanto sanitaria como de alojamiento" hasta que se solucione el problema.

El conflicto comenzó el miércoles pasado cuando una asamblea de vecinos de la localidad chilena de Punta Arenas decidió bloquear el tránsito hacia las barcazas que cruzan el estrecho de Magallanes, que constituyen la única salida por tierra desde y hacia Tierra del Fuego.

La protesta se originó en la suba del 17% del precio del gas impuesto por el gobierno de ese país, aunque luego el conflicto se agravó cuando dos mujeres murieron en el piquete atropelladas por un automovilista.

Los manifestantes habían resuelto flexibilizar y dejar libre el paso en forma intermitente, pero el fracaso de las negociaciones con el gobierno chileno volvió a agravar la situación.

El problema tomó a los fueguinos en plena época vacacional donde se produce un intenso tránsito por el Estrecho de Magallanes desde y hacia la isla.

Pese las recomendaciones del gobierno de Tierra del Fuego de no acercarse a la zona de conflicto, "unas 1400 personas salieron el domingo pasado hacia esa zona y ahora se niegan a regresar tanto a Ushuaia como a Río Grande", explicó Demaio.

La funcionaria destacó que "se conformó un comité de crisis cuya principal acción es asistir a los argentinos que esperan poder entrar y salir de la isla, al tiempo que buscamos que puedan viajar vía aérea".

"Los vuelos están completos. Intentamos gestionar un nuevo vuelo comercial para ayudar a los turistas que permanecen en Ushuaia aunque no es una situación fácil. También recibimos la colaboración del gobierno de Santa Cruz para que puedan albergar a 200 fueguinos que no pueden entrar a la isla", dijo Demaio.

En forma paralela se intensifican las gestiones con el consulado argentino en Chile y las autoridades de ese país para lograr que a través de la negociación se vuelva a flexibilizar la protesta.

Demaio explicó que "pese a las recomendaciones sigue llegando gente al paso San Sebastián" y que los que están "no quieren regresar". "Llevamos combustible y víveres, están bien provistos", dijo la funcionaria.

Chile puso al máximo responsable de su gobierno, el ministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, para reiniciar las tratativas y abrir un nuevo marco de negociación con los asambleístas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?