La odisea de tres argentinas que lograron escapar del caos de El Cairo

La crisis que atraviesa el país las obligó a suspender sus vacaciones y regresar a la rutina; el dramático relato de las horas previas al viaje
(0)
1 de febrero de 2011  • 10:13

Tres argentinas que se encontraban de vacaciones en Egipto lograron salir del caos y la tensión que se viven las calles de El Cairo, sacudido por estos días por las protestas en contra del régimen de Hosni Mubarak, y contaron a la prensa su desesperación ante la posibilidad de no poder regresar al país.

"Todo el mundo estaba desesperado por irse. Discutían, gritaban y algunos hasta se pegaban. De lejos, se veían avalanchas, mientras desde los mostradores advertían que si no nos tranquilizábamos, iban a dejar de atender", relató a C5N, Yanina Rochetti, una de las turistas afectadas.

Rochetti describió que sufrieron demoras importantes hasta arribar al aeropuerto y que, una vez adentro, tuvieron que esperar casi dos horas hasta ser atendidas en la oficina de la aerolínea que les correspondía.

Karina Santillán, que viajaba con ella y su madre de 68 años, comentó que nadie sabía adónde dirigirse. Tampoco, había personal que orientara a los pasajeros. "No sabíamos ni a qué ventanilla teníamos que ir. Mientras tanto, intentaba contener a mi mamá, que es hipertensa, para que no se descompensara. Nos abrazábamos las tres para protegernos", expresó.

Y agregó que en la corrida hacia las terminales la gente perdía todo, sus carteras y ropa, con tal de salir.

Las tres llegaron el fin de semana pasado a la Argentina. Más aliviadas, ahora observan con preocupación lo que ocurre en Medio Oriente, pero desde casa.

ADEMÁS

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.