Suscriptor digital

Alimentos congelados, mercado frío

Pese a los pronósticos, en el país las comidas para el freezer y preparadas experimentan un lento crecimiento
Alfredo Sainz
(0)
6 de febrero de 2011  

Desde hace más de una década, los gurúes del marketing y las consultoras en nuevas tendencias aseguran que los alimentos congelados y las comidas preparadas se convertirán en los rubros estrellas del consumo masivo en la Argentina. Sin embargo, en los hechos, el mercado no da signos de terminar de despegar en el país y, de hecho, acaba de cerrar el año con una suba interanual en volumen de apenas el 3% y ventas por un poco más de $ 1300 millones.

El lento ritmo de crecimiento, igualmente, no es parejo en todos los rubros y las empresas del rubro destacan el buena desempeño que muestran algunas categorías, como los congelados de pescado o las milanesas de soja, que crecen a tasas superiores al 20% en volumen, de acuerdo con un estudio de la consultora AC Nielsen en los supermercados a nivel nacional.

Barreras por vencer

En el mercado local, la coincidencia es unánime a la hora de anticipar una expansión del negocio, aunque también destacan que la tarea que tienen por delante las empresas no es tan fácil. "Las categorías de alimentos congelados y comidas preparadas están en alza en todo el mundo y también van a crecer en la Argentina. Sin embargo, a nivel local los mayores desafíos pasan por vencer las sensaciones generalizadas entre los consumidores locales acerca de que se trata de productos de precios excesivos y que no resultan tan sanos como los alimentos naturales", señala Martín Blanco, director de Moebius Marketing, una agencia especializada en servicios de marketing para empresas de consumo masivo.

Espejo europeo

En la cadena El Noble, que ya está incursionando en la categoría de alimentos congelados en Chile, también reconocen que una de las mayores barreras para la popularización del consumo en el mercado local reside, precisamente, en el precio. "En Europa el 30% de los hogares compra alimentos congelados, mientras que a nivel nacional la penetración de la categoría no supera el 8 o 9%. Y cuando se consulta la razón, la mayoría de los consumidores señala el precio como una de las causas", dice Mariano Castagnaro, gerente general y socio de El Noble.

La guerra de las pizzas

Otra de las categorías que registró mayor movimiento en el último tiempo es de las pizzas congeladas, que cerró 2010 con un alza interanual del 7,8% y ventas por $ 55 millones anuales, según la medición de AC Nielsen. El negocio a nivel local está íntimamente ligado al lanzamiento de la marca Sibarita en los 90, de la mano del grupo Sava, aunque hoy su dueño es la multinacional McCain, que es líder en la producción de papas prefritas congeladas para el canal gastronómico, supermercados y cadenas de comidas rápidas. De acuerdo con las estimaciones de la industria, Sibarita ya controla 5% del mercado total de pizzas, compitiendo básicamente contra las miles de pizzerías de barrio que cubren prácticamente todo el territorio nacional. A McCain le surgieron nuevos rivales como la alemana Dr. Oetker, que empezó a importar al país las Ristorante, y El Noble que, sin dejar de lado el negocio de las empanadas, también lanzó su línea de pizzas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?