Alcohol y energizantes: un dúo peligroso

Más del 40% de las intoxicaciones alcohólicas de jóvenes de entre 17 y 27 años, de clase media y alta, es por esta asociación
(0)
6 de febrero de 2011  

Se ha dicho mucho acerca de las bebidas energizantes, de sus efectos positivos y de sus potenciales riesgos. Sin embargo, lo que realmente preocupa hoy es su asociación con las bebidas alcohólicas. Según cifras del Ministerio de Salud bonaerense, las bebidas energizantes están presentes en más del 40% de las intoxicaciones por alcohol que se dan en los jóvenes de 17 a 27 años, de clase media y alta.

"El uso asociado de bebidas energizantes y alcohol, cualquiera que sea la bebida alcohólica, lo que hace es aumentar el riesgo de intoxicación, porque las energizantes contrarrestan los efectos iniciales del alcohol, lo que permiten que la persona tome más", explicó a La Nacion la doctora Ana Girardelli, jefa del Servicio de Toxicología del Hospital de Niños Sor María Ludovica, de La Plata.

El efecto estimulante de la cafe-ína y de otros ingredientes de estas bebidas, como el guaraná, demora la aparición de síntomas como las náuseas, las alteraciones en el habla o el malestar general, que indican que se ha bebido demasiado alcohol. Para peor, "el efecto enmascarador de las energizantes es más corto que el del alcohol, por lo que cuando se retira aflora la intoxicación alcohólica con toda su fuerza".

Así, la única diferencia entre una intoxicación por alcohol y otra en la que se lo ha combinado con energizantes es que en esta última se pasa más rápidamente de la lucidez a la depresión de la conciencia.

Sobrio, pero no tanto

"Mezclar alcohol con bebidas energizantes genera una sensación subjetiva de estar menos alcoholizado, por lo que resulta en un mayor peligro de intoxicación alcohólica", advirtió la doctora Mónica Katz, directora de la carrera de especialista en nutrición de la Universidad Favaloro.

Esa sensación de estar sobrio cuando uno no lo está puede llevar incluso a conducir un auto cuando no se está en condiciones de hacerlo. Recientemente, el diario The New York Times recordó el caso de Donte Stallworth, que tras consumir tequila y energizantes en grandes cantidades atropelló a un peatón. Al momento del accidente, Stallworth estaba convencido de estar sobrio.

"No hace falta demostrar que tomar alcohol en exceso provoca desbordes en el estado emocional e inhibe los reflejos necesarios para manejar. Pero es lo mismo que tomar café después de haber tomado alcohol, y creer que se está bien para manejar. El culpable sigue siendo el alcohol", opinó Martha Melgarejo, del comité técnico de la Cámara Argentina de Alimentos Dietéticos y Afines, que agrupa a las empresas de bebidas energizantes.

Melgarejo recuerda que una lata de energizante contiene unos 80 miligramos de cafeína, mientras que un café expreso tiene 100. Para esta química y tecnóloga en alimentos, "no está demostrado que las bebidas energizantes potencien el efecto del alcohol. Este, con o sin bebida energizante, disminuye la respuesta del organismo".

"Hoy, en la Argentina, el alcohol es un problema grave, en todas las edades, en todas las clases sociales y en todos los momentos del año -señaló Girardelli-. Pero los jóvenes de clase media y alta lo asocian con bebidas energizantes para poder consumir más alcohol."

"No es que haya que prohibir las bebidas energizantes, sino que no hay que asociarlas con el alcohol."

Cuando su consumo reporta beneficios

Si bien la asociación de bebidas alcohólicas y energizantes aumenta el riesgo de intoxicación alcohólica, lo cierto es que estas últimas pueden ser de gran utilidad en ciertas situaciones. "Combinadas, la cafeína y la taurina, presentes en muchas de estas bebidas, mejoran la performance cardíaca, cognitiva, el humor y la alerta. La taurina, por su parte, previene el estrés generado por el ejercicio", dijo la doctora Mónica Katz, que advirtió que la recomendación es no consumir más de dos latas de estas bebidas por día. "Estas bebidas no se recomiendan en personas sensibles a la cafeína, los bebes, las embarazadas y las personas con riesgo cardiovascular."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.