Suscriptor digital

Cristina sabía que había algo turbio

En la Casa Rosada afirman que hace un año los Kirchner le habían soltado la mano a Capaccioli
Mariano Obarrio
(0)
10 de febrero de 2011  

Pese a que el procesamiento de Héctor Capaccioli salpica de suspicacias el financiamiento de la campaña electoral de Cristina Kirchner en 2007, la suerte del ex funcionario era esperada por la Presidenta y por el fallecido ex presidente Néstor Kirchner: hace más de un año conocían los detalles de la maniobra y le soltaron la mano al ex recaudador.

"Cristina y Néstor sabían que algo turbio había. Pero, cuando recibieron los informes, no podían creer el desorden y la desprolijidad con que se condujo Capaccioli", dijo ayer a La Nacion un miembro del entorno presidencial.

"Néstor y Cristina le soltaron la mano a Capaccioli", señaló otro funcionario. Su suerte quedó envuelta en la hoguera de revanchas personales que los Kirchner y varios funcionarios del entorno se cobraron con Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete, que había sido jefe y padrino político de Capaccioli en la administración.

Hace más de un año, un funcionario de la "pingüinera" había advertido a La Nacion que Capaccioli sería procesado y posiblemente condenado por los negocios oscuros de la Superintendencia de Salud, la mafia de los medicamentos y el financiamiento de la campaña. "Néstor, antes de morir, sabía que iba a terminar procesado", dijo ayer la misma fuente.

El verdadero ingeniero del financiamiento y posible lavado de dinero durante la campaña electoral era Capaccioli. En la Casa Rosada aseguran que Hernán Diez era el apoderado legal del PJ y que Sebastián Gramajo también era un operador partidario que cumplía órdenes de Capaccioli.

Cerca de ellos, comentaron anoche a La Nacion que apenas reciban el procesamiento comenzarán a estudiar con sus abogados la inmediata apelación al procesamiento dictado ayer por Oyarbide por encubrimiento y asociación ilícita. Diez y Gramajo siguen ligados al Gobierno. El primero es director de Lotería Nacional y el segundo es gerente de la Anses.

En el entorno presidencial recordaron que Kirchner había depositado su confianza en Capaccioli por sugerencia de Alberto Fernández, que integraba la mesa chica del kirchnerismo. "Luego se fueron desayunando. El ex jefe de Gabinete también protegía a Graciela Ocaña, que cuando era ministra de Salud comenzó a investigar a Capaccioli", relató un funcionario.

"Ocaña actuó con apoyo de Cristina, pero luego se enfrentó a Hugo Moyano y la Presidenta ya no la pudo sostener más", completó.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?