Cuatro muertos al chocar dos trenes

Una formación impactó por detrás a otra que estaba detenida entre estaciones; había más de 70 heridos, 15 de ellos de gravedad
(0)
17 de febrero de 2011  

Cuatro pasajeros de la línea de ferrocarril San Martín murieron y más de 70 resultaron heridos de distinta consideración -15 de ellos, de gravedad- cuando un tren de larga distancia impactó por detrás a una formación urbana, a la altura del paso a nivel de la calle Irigoin, entre las estaciones de San Miguel y José C. Paz.

El accidente ocurrió alrededor de las 18.45, uno de los horarios pico del servicio de trenes, cuando cientos de personas regresan a sus hogares luego de la jornada laboral. A esa hora, un convoy de la empresa estatal Ferrobaires que había salido de Retiro rumbo a Junín con unas 300 personas a bordo chocó por detrás a un tren de la línea San Martín que cubría el trayecto Retiro-Pilar, operada por la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (Ugofe).

El último furgón de esta formación recibió los mayores daños materiales, ya que, al incrustarse en él el coche delantero del tren de Ferrobaires unos tres metros se levantó el piso y quedaron atrapadas varias personas, junto con las bicicletas que muchas de ellas llevaban consigo.

Según confirmó a LA NACION el director de emergencias de la provincia de Buenos Aires, Adrián Tarditti, entre los hierros de ese furgón permanecían al cierre de esta edición los cuerpos de dos víctimas mortales y también de allí fueron retiradas tres mujeres heridas de gravedad, que fueron trasladadas al hospital de Trauma de Malvinas Argentinas, un distrito vecino.

Video

El cadáver de un tercer fallecido fue retirado de entre el tercero y el cuatro coche de la formación de la línea San Martín, cuando las motosierras empezaban a trabajar en el interior del tren. Sucede que, como consecuencia del impacto por detrás, los vagones se superpusieron uno sobre otro.

En tanto, el intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, confirmó que una mujer había muerto tras ingresar en el hospital local Larcade. Así, el número de víctimas mortales ascendería a cuatro.

Además de las tres mujeres heridas de gravedad, otros 70 pasajeros fueron derivados a diversos centros sanitarios; 15 de ellos se hallaban en estado delicado, según confirmó el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, que concurrió el lugar junto al gobernador Daniel Scioli.

Scioli visitó el lugar del accidente mientras los bomberos y los médicos todavía trabajaban para recuperar de entre los hierros los cuerpos de las víctimas, y luego recorrió la guardia del hospital Larcade. Varias horas después de la colisión todavía seguían ingresando lesionados en ese hospital y en otros de la zona (ver aparte).

Video

Testigos del horror

En tanto, los testigos del terrible choque no lograban salir de su asombro. "Sentimos como una explosión tremenda, salimos de la casa y vimos cómo la gente empezaba a saltar desesperada del tren; caían al piso, gritaban y se ayudaban entre ellos. Se colocaron a los costados de las vías hasta que llegaron las ambulancias para trasladarlos", describió a LA NACION Yanina Ramírez, de 23 años, que vive frente al sector de las vías que fue escenario del accidente, entre las estaciones de San Miguel y José C.Paz.

Su hermano menor estaba en el exterior de la vivienda cuando ocurrió el accidente y, según narró, los pasajeros del furgón de cola del tren urbano comenzaron a saltar del coche antes del impacto al advertir que otro tren se aproximaba a ellos sin frenar.

Al cierre de esta edición se desconocía el origen de la tragedia, aunque todo apuntaba a un probable error humano. Según el intendente De la Torre, no se descartaba ni un "error humano" ni un "error del sistema de señales". En tanto, el vocero de Ugofe, Eduardo Montenegro, confirmó que, en ese tramo, las vías y las señales son operadas por esa unidad operativa, que integran las empresas Metrovías, Ferrovías y Trenes de Buenos Aires.

Montenegro describió: "Nuestra formación estaba esperando para continuar en la vía con un semáforo en rojo; si hay un tren pisando la vía en algún lugar, hay una luz roja para el que viene detrás. Estando el sistema de señalización automatizado como lo está, no deberían ocurrir este tipo de circunstancias. Hasta ahora se dice que supuestamente no había fallas en el señalamiento".

El secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, también sostuvo que, según comprobaciones preliminares, el sistema de señales funcionaba "perfectamente" (ver aparte). A última hora de anoche, Ferrobaires informó en un comunicado que la locomotra 9076 se encontraba en buenas condiciones y sin desperfectos técnicos que explicaran el accidente.

Informe de José María Costa

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.