Suscriptor digital

La Alianza profundiza su alejamiento de López Murphy

De la Rúa dijo que, de ganar en octubre, no lo elegirá como ministro de Economía.
(0)
16 de abril de 1999  

"No será mi ministro de Economía." La sola posibilidad de que la propuesta de Ricardo López Murphy para reducir los salarios el 10 por ciento pudiera ser usada en su contra hizo que ayer, por primera vez, Fernando de la Rúa se refiriera a los hipotéticos ministros de un gobierno de la Alianza.

De forma tajante, el jefe de gobierno porteño negó que el economista radical que anteayer había sugerido bajar los salarios para no perder terreno frente a Brasil fuera a ocupar esa estratégica cartera.

Ayer, cada una de las partes mantuvo su postura. En la Capital, la dirigencia de la Alianza rechazó unánimemente la idea. En Salta, López Murphy justificó su iniciativa.

"No fue un arranque. Fue un acto meditado con la conciencia de estar haciendo un servicio a mi patria", dijo el economista a La Nación , y ratificó que la posibilidad de rebajar los salarios es viable "por la gravedad de la crisis, que -opinó- no es transitoria".

Durante el diálogo que mantuvo con La Nación , aclaró que la idea debe ser ubicada en el contexto de su análisis referido a que la Argentina "está en una situación extremadamente adversa y delicada".

López Murphy aseguró que "esperaba" las críticas que le realizó el binomio presidencial aliancista y las atribuyó a una cuestión política. Luego, agregó: "Hice una inmolación política, pero alguien tiene que decir que la situación es de suma gravedad".

Con mayor o menor intensidad pública, los principales dirigentes del Frepaso dejaron trascender el sentimiento que causó en las filas frentistas la virtual salida de López Murphy del núcleo central de economistas de la coalición: "alivio", resumieron.

Los recelos hacia López Murphy son históricos. Desde siempre, los seguidores de Chacho Alvarez prefirieron a José Luis Machinea como representante económico. Creen que el presidente del Banco Central durante la gestión de Alfonsín les es ideológicamente más cercano, lo describen como "más progresista".

La respuesta de los alfonsinistas no fue muy distinta, aunque los voceros habituales se encargaron de resaltar que la supuesta tarjeta roja que De la Rúa le sacó a López Murphy no es tal porque el economista "nunca" tuvo tarjeta blanca para ocupar el Ministerio de Economía.

La candidata a la gobernación bonaerense, Graciela Fernández Meijide, decidió restarle importancia a la controvertida propuesta. Dijo que la economía "es algo muy importante para dejársela a los economistas" y que "no hay peor cosa que un liberal asustado" (en referencia a López Murphy).

Señales de buen humor

A pesar de las corridas que produjo el tema, los socios políticos se hicieron tiempo para buscar el costado cómico de la situación.

"Dicen que la Alianza es tan anti-menemista que, como la principal propuesta electoral de Carlos Menem fue el salariazo, la nuestra será exactamente lo contrario: reducir los sueldos", narró un diputado del Frepaso.

En el radicalismo, la interpretación fue otra. "Los nuestros (por los dirigentes) son demagogos al revés, para los empresarios", dijo sonriente un encumbrado legislador.

Conscientes del esfuerzo que les insumiría "apagar el fuego" de las declaraciones que López Murphy había hecho durante el seminario de IDEA, radicales y frepasistas pusieron todas sus energías al servicio de la comunicación. La meta, finalmente alcanzada, era aparecer rechazando la propuesta del economista con una difusión simultánea.

Por eso, la fórmula presidencial expresó anteanoche, por medio de un comunicado, que "lo de López Murphy es una idea que no representa el pensamiento de la Alianza y sólo puede considerarse como un ejercicio académico individual".

Hasta anteayer, el jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) era, junto con Machinea, uno de los más firmes candidatos para suceder a Roque Fernández en el Palacio de Hacienda. Ahora, su futuro político ligado a la Alianza aparece, por lo pronto, incierto.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?