Suscriptor digital

Moreno perdió un juicio contra Shell

El presidente de la petrolera fue sobreseído; se lo acusaba de desabastecimiento de combustibles
(0)
25 de febrero de 2011  

Le ha llevado su tiempo, es verdad. Pero de a poco el presidente de Shell, Juan José Aranguren, le va ganando la pulseada al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. La Justicia sobreseyó ayer al ejecutivo en una causa que Moreno le inició en 2007 por presunto desabastecimiento de combustibles en el mercado interno. El juez en lo penal económico Daniel Petrone sostuvo que "no se configuró el delito de desabastecimiento, porque [en aquel momento] no hubo una importante faltante de naftas".

La denuncia, que fue presentada en 2007 por el funcionario ante la Justicia, fue parte de una embestida que encabezó el Gobierno contra la petrolera, que durante los primeros meses del año había sido multada en varias oportunidades, luego de que el entonces presidente Néstor Kirchner llamara a la sociedad a no comprar combustibles de esa empresa. La reacción se dio después de que la firma angloholandesa decidió un aumento de entre un 3 y un 5% en los precios de surtidor de sus combustibles.

La Secretaría de Comercio Interior podría -a través de la Procuración General de la Nación- apelar el fallo ante la Cámara Penal Económica para insistir en la acusación contra el empresario. La ley de desabastecimiento -sancionada en el 1974- le permite al Estado regular los precios y castigar con sanciones a las empresas que no suministren en forma normal la provisión de un producto en el mercado interno. La norma impone también la intervención judicial y penas de cárcel para los responsables de esas firmas si se negaran a cumplir con las disposiciones estatales.

Fue en ese marco que en 2007 el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, radicó una denuncia contra los directivos de Shell, para los que reclamó detenciones. La empresa contraatacó con otra batería de denuncias judiciales contra el Estado, pero recién ahora la causa principal llegó a un fallo de primera instancia.

Sin pruebas

Según informó el Centro de Información Judicial, la página de noticias oficial de la Corte Suprema, el juez en lo penal económico Daniel Petrone decidió ayer sobreseer al presidente de Shell. Para el magistrado la actitud de la empresa no implicó que haya habido una situación de faltante importante en la mayoría de las estaciones de servicio, porque ante la falta de un producto había sustitutos.

El fallo también sostuvo que si bien hubo bocas de expendio en las que se constató faltante de gasoil, esa situación en determinadas estaciones de servicio no tuvo entidad suficiente para afectar el orden económico protegido por el delito tipificado en la ley de abastecimiento, más allá de la eventual responsabilidad administrativa.

Petrone entendió que el hecho investigado no se encuadraba en una figura legal y por lo tanto dejó libre de sospechas al presidente de Shell. Aranguren y la petrolera fueron blanco de un centenar de denuncias, la mayoría de las cuales están siendo resueltas por la Justicia en contra de los pedidos del Gobierno.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?