Suscriptor digital

El Gobierno disolvió la Oncca y dio el control de la caja a Moreno y Boudou

El organismo más criticado por el agro fue eliminado por decreto; repartía subsidios; "No es un cambio sólo de nombres sino conceptual", dijo el ministro de Economía
(0)
25 de febrero de 2011  • 14:17

Sorpresivamente, el Gobierno disolvió la sospechada Oficina de Control Comercial Agroalimentario (Oncca), encargada de repartir las compensaciones a los alimentos.

La decisión fue adoptada por la presidenta Cristina Kirchner mediante el decreto 192/2011, que se publica en el Boletín Oficial de hoy y lleva la firma de la jefa del Estado y los ministros del gabinete.

Asimismo, en el decreto inmediatamente posterior (193/2011), la Presidenta ordena la creación de la "Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno", que asumirá las funciones que desempeñaba la Oncca.

La nueva unidad dependerá del ministerio de Economía, con lo cual el ministro de la cartera, Amado Boudou, tendrá influencia directa sobre el manejo de los fondos. Pero esa unidad, además, estará integrada, según el decreto 193, por Guillermo Moreno.

Así, los funcionarios tendrán manejo directo de fondos estimados en unos 3600 millones de pesos.

Según lo publicado en el Boletín Oficial, la unidad "será presidida por el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, y tendrá como Vicepresidentes a los Ministros de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Industria (Julián Domínguez y Débora Giorgi, respectivamente), según la materia y el ámbito de su competencia". También estará integrada por el secretario de Hacienda (Juan Carlos Pezoa), entre otros funcionarios.

"Esto es un cambio no sólo de nombres sino un cambio conceptual, de paradigma en la acción del Estado", señaló Boudou en una conferencia de prensa y ratificó además que las funciones de la Oncca estarán a cargo de una unidad "con sentido interdisciplinario", que integrarán Economía, Industria y Agricultura".

"La Oncca es un organismo que fue creado en un contexto en el que el Estado se estaba retirando de la vida económica y social" de la Argentina, argumentó el funcionario para justificar su disolución. "Esta unidad de coordinación va a pasar a administrar con una nueva visión el tema de los subsidios para el sector agrícola", explicó.

Además dio tres ejes que tendrá en cuenta la nueva unidad gubernamental para funcionar. Como primer punto buscará "asegurar el abastecimiento interno y la cuestión alimentaria en la República Argentina". En un segundo lugar, intentará lograr "un aumento de la oferta agropecuaria" y, en tercer lugar, instará a la generación de "un desarrollo balanceado del sector" agropecuario.

Una historia de denuncias. La Oncca había sido creada el 27 de noviembre de 1996, como organismo descentralizado de la ex Secretaría de Agricultura, Pesca y Alimentación, y actualmente dependía del Ministerio de Agricultura que conduce Julián Domínguez.

Desde 2006, el presidente Néstor Kirchner controlaba esa caja de subsidios. Primero, su influencia se filtraba a través Ricardo Echegaray, hoy titular de la AFIP. Luego Echegaray le dejó el cargo a Emilio Eyras, su mano derecha.

Los escándalos por denuncias de corrupción por la gestión de compensaciones de la Oncca se multiplicaron. Y otro funcionario de confianza del matrimonio presidencia, el santacruceño Juan Manuel Campillo, reemplazó a Eyras al frente de la polémica oficina.

Desde el alejamiento de Echegaray, la Oncca tuvo otro perfil, diferente del confrontativo que la hizo protagonista durante el conflicto del campo en 2008. En aquel momento fue la encargada de aplicar un férreo control sobre las exportaciones y repartió subsidios a la producción primaria y la agroindustria.

En cuanto a las denuncias de corrupción, por caso, en 2009 una investigación periodística de Clarín denunció graves irregularidades en el otorgamiento de subsidios al engorde de vacunos en corrales, ideados por el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno y aplicados por la Oncca.

Según esa investigación, cifras millonarias de subsidios se habrían entregado a establecimientos inexistentes o no registrados.

Un caso puntual que terminó bajo la órbita de la Justicia fue el de Benjamín Tapia, a quien se presume que la Oncca creó un un feed lot a su nombre y le destinó un millón de pesos. La maniobra de pago fue registrada entonces por las cámaras de una sucursal marplatense del Banco Nación.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?