La ironía y la irreverencia según La noticia rebelde

Fuente: Archivo
A 25 años de su estreno, el legado del ciclo de periodismo humorístico sigue vigente; mirá los videos con sus mejores momentos
(0)
25 de febrero de 2011  • 14:56



El humor y el periodismo se encontraron hace 25 años en una fórmula que todavía consigue adeptos. La ironía, la irreverencia, el humor ácido y el doble sentido rompieron con las formas convencionales de tratar la actualidad, de la mano de cuatro hombres que quedaron en la historia de la televisión: Adolfo Castelo, Jorge Guinzburg, Raúl Becerra y Carlos Abrevaya.

Con un antecedente de cuatro años atrás ( Semanario insólito, con Castelo, Becerra, Raúl Portal y Virginia Hanglin), La Noticia Rebelde nació en 1986 en un estudio de ATC, con un contexto más favorable: la apertura democrática.

Nadie se salvaba de la mirada crítica de los cuatro conductores del ciclo. Políticos y artistas caían bajo ese humor trasgresor en segmentos y entrevistas que en ese entonces parecían insólitas, y hasta los editores de revistas eran ridiculizados, con una sección que se multiplicó hasta instalarse: "Pasando revista".

A pesar de que la química de ese cuarteto memorable parecía ideal, cuando se apagaba la cámara, algo no funcionaba. Así, dos años después de su estreno, el equipo se dividió en dos. Castelo, Abrevaya y Nicolás Repetto (que comenzó como movilero del programa y luego se integró a esa mesa codiciada) continuaron con La noticia rebelde, mientras que Guinzburg y Becerra se mudaron a Canal 13 con el programa Sin red. En 1989, Repetto dejó el equipó y comenzó un desfile de personajes que se estaban abriendo lugar en el medio (nombres como Lalo Mir y Juana Molina), pero a mediados de ese año, el programa dijo adiós.

A partir de entonces, cada uno de los cuatro pioneros continuó haciendo historia por separado, mientras el sello imborrable del "periodismo humorístico" se fue imprimiendo en programas radiales, televisivos y medios gráficos propios y ajenos. El legado, sin embargo, fue perdiendo a sus creadores como espectadores: a tres de ellos venció el cáncer. Abrevaya murió en 1994, Castelo, diez años más tarde, y Guinzburg, en 2008.

Repasá algunos de los mejores momentos del ciclo

¿La novicia rebelde? No, La noticia rebelde
David Hasselhoff se sumó al humor de la mesa
Pasando revista con Castelo y Repetto
La política, también bajo el ojo crítico
Entrevista a Roberto Gómez Bolaños
El final de La noticia rebelde

¿Cómo recordás La noticia rebelde? ¿Qué programa creés que tomó su legado? Dejanos tu opinión

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?