El vocero de Hillary, obligado a renunciar

Había criticado al Pentágono en público
(0)
14 de marzo de 2011  

WASHINGTON.- Después de describir como "ridículo" y "estúpido" el tratamiento que el Pentágono le está dando al soldado sospechoso de ser el informante de WikiLeaks, el vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley, renunció ayer en medio de una fuerte polémica.

"Dado el impacto que han tenido mis declaraciones, por las que asumo plenamente mi responsabilidad, he presentado mi renuncia como secretario de Estado adjunto para Asuntos Públicos y vocero del Departamento de Estado", dijo Crowley.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, confirmó a través de un comunicado que aceptaba "con pesar" la dimisión de su vocero y agradeció a Crowley su trabajo en el departamento desde mayo de 2009.

La polémica con Crowley había comenzado el viernes pasado, cuando en un acto con estudiantes uno de ellos le preguntó acerca de las "torturas" infligidas al cabo primero Bradley Manning, que se encuentra detenido en un local militar por ser el sospechoso de haberle suministrado información clasificada a WikiLeaks, que luego fue publicada en diarios de todo el mundo.

Crowley no respondió directamente a las acusaciones de "tortura", pero dijo que lo que hacían sus colegas en el Pentágono era "ridículo, contraproducente y estúpido". "Sin embargo, Bradley Manning se encuentra en el lugar adecuado", añadió el entonces vocero del Departamento de Estado.

Las declaraciones generaron malestar en el Pentágono y el presidente norteamericano, Barack Obama, insistió en que Manning está detenido "en condiciones apropiadas y de acuerdo con los estándares de Estados Unidos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?