Suscriptor digital

El rock del compromiso y la memoria

(0)
22 de abril de 1999  

Anteayer, las Abuelas de Plaza de Mayo subieron al escenario del Teatro de la Ribera y se sumaron a los músicos para cerrar la noche y también la filmación. Allí ya estaban Los Pericos (con Bahiano a la cabeza)y sus invitados -Gustavo Cerati, Pedro Aznar, Ciro Pertusi de Attaque 77 y Gustavo Cordera de Bersuit Bergarabat- interpretando el tema "Sin condenas", con el que finalizará el documental "Botín de guerra", dirigido por David Blaustein y que retrata la historia de las Abuelas.

La convocatoria a Los Pericos para que participaran en este proyecto, tuvo un motivo especial. El bajista del grupo, Gastón Moreira es hijo de un desaparecido, y en 1995, gracias a las organizaciones de derechos humanos, se enteró de que tenía un medio hermano, Claudio, al que pudo conocer después de veinte años.

"No nos conocimos antes de casualidad -señaló Gastón-, ya que Claudio fue a muchos de nuestros shows. Y creo que esta película es un poco el resumen de nuestras vidas, que estuvimos veinte años sin encontrarnos."

Por su parte, el ex Soda Stereo Gustavo Cerati sostuvo: "A lo mejor no soy de esos artistas que están todo el tiempo en función de alguna causa, pero tengo una cercanía musical, espiritual o como se llame con Los Pericos y me pareció muy importante poder contribuir con esta causa". Con respecto al encuentro de los hermanos Moreira, señaló que "le agrega una cercanía emocional a la cosa, más allá del solo hecho de participar".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?