La ciudad logró un crédito para la línea G del subte

El ministro Néstor Grindetti consiguió en China un préstamo por 1400 millones de dólares
(0)
21 de marzo de 2011  

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, tiene acordado un préstamo por US$ 1400 millones de parte de China para financiar la construcción de la línea G de subtes. El acuerdo por el préstamo, que será a 15 años con seis de gracia y a una tasa que se ubicaría entre el 4 y el 5%, fue rubricado por Néstor Grindetti, ministro de Hacienda de la ciudad, en el país asiático. La línea G irá desde Retiro hasta Villa del Parque (por debajo de las avenidas Córdoba y Estado de Israel) y si la Legislatura lo aprueba este año, podría comenzar a construirse a finales de 2012.

"Estamos muy orgullosos de haber logrado este primer paso para la concreción de la línea G, ya que en poco tiempo los vecinos podrán tener un nuevo subterráneo que va a mejorar su calidad de vida. Una vez presentado en la Legislatura, esperamos que todo el arco político acompañe este proyecto por su importancia para la movilidad en la ciudad", dijo Grindetti a La Nacion.

El convenio con China consta de dos etapas: la del financiamiento, que acaba de cerrarse, y una que comienza ahora, que es la del acuerdo comercial, que incluye los detalles del trazado, los coches y las estaciones. La tecnología del subte será china. Según indicaron fuentes del gobierno porteño, está previsto que esta segunda fase se complete en el tercer trimestre, para empezar con las obras en 2012. El subte estaría finalizado en unos cuatro años.

Juan Pablo Piccardo, presidente de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), dijo a La Nacion que "se avanzó mucho en el acuerdo estratégico con China y, por primera vez, se hará sin garantías del gobierno de la Nación. Ahora estamos en instancia de avanzar en el contrato comercial, ya que estamos negociando el precio de los contratos".

Según Piccardo, la obra "se pondría en marcha unos años después de que lo apruebe la Legislatura, ya que se necesita ese tiempo para hacer los estudios de ingeniería. Luego, demandará otros cuatro años para construir los túneles y poner en funcionamiento el servicio. La ciudad necesita desarrollar la ciudad y ampliar la red, duplicando los 48 kilómetros que actualmente tiene para llegar a 100 kilómetros".

Según indicaron en el gobierno porteño, el acuerdo del crédito es bajo la modalidad de "llave en mano", con un crédito a 15 años que empieza a pagarse una vez que la línea esté funcionando. Esto supone que, además de la construcción, estará incluida la señalización y los propios trenes.

De todas maneras, mientras el macrismo quiere presentar el proyecto en la Legislatura en pocas semanas, la oposición negocia para tratar este proyecto sólo después de las elecciones.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.