Suscriptor digital

Quejas en la OMC contra la Argentina

EE.UU.stados Unidos, la Unión Europea y otros seis países advirtieron la existencia de que hay más retrasos en la resolución de las licencias no automáticas
Oliver Galak
(0)
22 de marzo de 2011  

Las restricciones a la importación en la Argentina fueron ayer objeto de análisis en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Un grupo de países encabezados por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) se quejaron por las crecientes demoras del Gobierno en dar curso a las licencias no automáticas, que desde este mes abarcan a un 50% más de productos.

La inquietud fue planteada durante la reunión del Consejo del Comercio de Mercancías, el órgano encargado de verificar el cumplimiento del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). Según fuentes conocedoras de esas reuniones, los representantes de la UE, Estados Unidos, Perú, México, Canadá, Japón, Turquía y Suiza "dijeron que la situación de los retrasos en la expedición de las licencias no automáticas de importación en la Argentina ha empeorado y ahora cubre más productos".

Desde el 9 del actual, la Argentina sumó casi 200 posiciones arancelarias a la lista de más de 400 productos para los que ya se exigían licencias no automáticas de importación. Entre los rubros comprendidos por las nuevas licencias estipuladas por la resolución 45 del Ministerio de Industria figuran productos metalúrgicos, electrónicos, hilados y tejidos, autos de alta gama, bicicletas y partes de bicicletas, entre otros.

Varios diplomáticos expresaron entonces su preocupación por el incremento en las trabas a las importaciones, entre ellos el flamante embajador de la UE en la Argentina, Alfonso Diez Torres, que dijo que Bruselas mira "con cierto recelo" la aplicación de este tipo de medidas.

Pero lo que más molesta a los europeos y a los otros gobiernos involucrados en la queja es que, en muchos casos, la Argentina resuelve los trámites de las licencias en un plazo muy superior al máximo de 60 días previsto por la normativa de la OMC.

El caso de las licencias argentinas ocupaba el número 7 de los 9 temas previstos en el orden del día de la reunión del Consejo del Comercio de Mercancías, que preside Anthony Mothae Maruping, de Lesotho. En las dos reuniones anteriores del Consejo, en julio y noviembre de 2010, también había sido tratado el caso argentino, aunque en aquellas ocasiones no había sido elevado grupalmente (la UE en julio, Estados Unidos en noviembre). En su momento, la UE expresó sus dudas sobre "la compatibilidad de estas medidas con las normas de la OMC" y con los compromisos asumidos por la Argentina en el G-20 contra el proteccionismo.

En la reunión de ayer en Ginebra, los representantes argentinos argumentaron que las licencias están en línea con la normativa de la OMC y que así se ha explicado en reuniones informales con las otras delegaciones.

También expresaron que la adopción, desde el 15 del actual, del nuevo Sistema Integral de Comercio Exterior (Sisco) debería ser un factor para hacer más ágil y transparente la tramitación de las licencias.

En realidad, el nuevo sistema sólo es aplicable por el momento a seis rubros: marroquinería, calzado, capelladas, neumáticos para bicicletas, juguetes y pelotas.

Enero crítico

Consultados por La Nacion, voceros del Ministerio de Industria (en cuyo ámbito se gestionan las licencias) señalaron que lo que se presentó en la sede de la OMC en la comuna suiza fue en realidad "una moción para pedir información sobre el funcionamiento de las licencias no automáticas".

El presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), Diego Pérez Santisteban, confirmó el agravamiento de las demoras en los trámites, que fue denunciado en Ginebra. "El retraso en la tramitación de las licencias ya venía de antes, pero desde diciembre empezamos a notar que los plazos se alargaban. Enero fue bastante crítico. Y ahora la ampliación de la cantidad de licencias suma más trabajo a los despachos oficiales", señaló.

Según algunas estimaciones, dijo Pérez Santisteban, el promedio actual de demora en la tramitación de una licencia es de 95 días. "Si en la Argentina todas las licencias se otorgaran entre 30 y 60 días, no habría problemas para el comercio, sólo habría que ajustar la logística. Pero hoy no se puede saber con certeza y así tiene un costo de oportunidad y un mayor costo logístico, y a la larga causa que se vaya prefiriendo no hacer esas importaciones", sostuvo.

El reclamo

  • Reunión en Ginebra: ocho miembros de la OMC se quejaron de las demoras del gobierno argentino en la tramitación de las licencias no automáticas y su extensión a nuevos productos.
  • Ampliación: las quejas se multiplicaron desde que la Argentina sumó 200 posiciones a las más de 400 que ya estaban alcanzadas por esas restricciones a las importaciones.
  • Retraso: la normativa de la OMC prevé que el trámite se resuelva en un plazo máximo de 60 días. Los retrasos denunciados por los otros gobiernos fueron confirmados por la Cámara de Importadores.
  • Nuevo sistema: la Argentina sostiene que la adopción de un nuevo mecanismo de gestión de las licencias a partir del 15 del actual permitirá agilizar los trámites.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?