Una sequía que no tiene fin

Ferro sigue sin hacer goles y quebró el récord de Mandiyú: ya acumuló 812 minutos sin convertir
(0)
24 de abril de 1999  

Nunca tan importante como hoy; nunca tan necesitado de gritar un gol. Ferro tenía enfrente a Vélez y debía disparar en el clásico del Oeste. Más allá de la tranquilidad que le puede otorgar un tanto, el contacto con la red era vital para los hombres de Gerónimo Saccardi.

"Primero que entre; después nos fijamos en quién hizo el gol...", se le escuchó decir por lo bajo al entrenador de Ferro. ¿Por qué tanta urgencia? Es que si el conjunto de Caballito no convertía un gol antes de los 17 minutos del segundo tiempo, se adueñaba de la serie de ineficiencia ofensiva más larga del fútbol argentino, hasta anoche en poder de Mandiyú, con 784 minutos en el campeonato Clausura 1992.

Pero ante Vélez, nuevamente, nadie pudo gritar. Ni Guerra, ni Mandra, ni Chaparro... Y Ferro superó el récord: llegó a los 812 minutos sin convertir. Incluso, esto provocó el aplauso irónico de todos los hinchas de Vélez a los 18 minutos del segundo tiempo, cuando quebró la marca.

El mal de goles es un tema que Ferro viene sufriendo desde el año último. En el Apertura 98, convirtió 24 goles en 19 fechas, pero sufrió 31.

¿Cuándo marcó Ferro el último gol? El 12 de diciembre de 1998, en la 19a fecha del Apertura, en Jujuy, ante Gimnasia; lo hizo Sergio Rodríguez , para una recordada victoria por 4 a 3.

Aunque todos los jugadores pueden convertir, es evidente que las mayores posiblidades pasan por los delanteros. Esta es la radiografía de los hombres de punta de Ferro.

Hugo Romeo Guerra. Nació en Canelones, Uruguay, el 18-3-66, y en la Argentina jugó en Gimnasia y Esgrima La Plata, Huracán y Boca. A Ferro llegó libre de Huracán en junio del 98. Disputó 218 partidos y convirtió 63 goles (la mayoría en Gimnasia). En Boca fue pedido por Bilardo en el 96 y su gol más importante lo marcó en la Bombonera, cuando definió un superclásico, por 3-2, con un nucazo en el último minuto.

Martín Roberto Mandra. Debutó en Racing ante Mandiyú, el 11-6-95 (1-1). Pasó por Nueva Chicago, otra vez Racing y llegó a Ferro libre en diciembre de 1997. En primera jugó 46 partidos y convirtió 10 goles.

Sergio Rodríguez. El marplatense surgió de las inferiores de Ferro: jugó 21 partidos y marcó 4 goles.

Lo cierto es que ninguno pudo salvar a Ferro de una marca negativa y que ya forma parte de la historia.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?