Malbec, nuestro embajador

Verónica Gurisatti
(0)
27 de marzo de 2011  

El malbec sigue creciendo y está en su mejor momento. Es el cepaje fino más cultivado en la Argentina y produce nuestro tinto más emblemático. Si bien su origen es francés (donde se elabora como varietal en la zona de Cahors), la mayoría de los críticos internacionales coinciden en que el malbec argentino es único en el mundo. Por eso, a partir de este año, el 17 de abril se celebra el Día Internacional del Malbec en diferentes ciudades del mundo. Hoy, la nueva generación de enólogos comprendió la importancia del terroir y elabora malbec con estilo y personalidad, desde jóvenes y frutados hasta complejos y estructurados con larga crianza en barricas. En todos los casos se destaca por sus aromas a ciruelas maduras, su sabor dulce y su paladar aterciopelado.

En Bonvivir le rendimos homenaje y elegimos tres etiquetas de la más alta calidad y diferentes terroirs, como el Tukma Reserva Malbec 2009, salteño, joven, consistente, con impecable acidez y toda la fruta adelante, sin excesos de potencia ni saturaciones de roble y de un estilo muy buscado por el consumidor de hoy. El Salentein Reserve Malbec 2009, un ícono de los malbec modernos y un genuino representante del Valle de Uco, elegante, nada denso, muy bebible y con cada cosa en su lugar: carácter, frescura, concentración y complejidad; y el Lunta Malbec 2008, un vino de perfil tradicional que es pura sensualidad y en el paladar despliega todo su volumen con intensa personalidad, taninos dulces y maduros y un final largo y refrescante.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.