Suscriptor digital

Debatirá la Legislatura la venta de remedios fuera de farmacias

Aunque una ley nacional sancionada en 2009 lo prohíbe, la ciudad todavía no adhirió
Ángeles Castro
(0)
3 de abril de 2011  

En lo que promete ser un debate plagado de condimentos electorales, la Legislatura porteña tiene previsto comenzar a evaluar en las próximas semanas la adhesión de la Capital a la ley nacional 26.567, que prohibió el expendio de medicamentos de venta libre fuera de las farmacias e, incluso, en las góndolas instaladas dentro de esos comercios.

Como se recordará, la sanción de la norma por el Congreso Nacional, en diciembre de 2009, fue rechazada desde un principio tanto por la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) como por la Cámara Argentina de Medicamentos de Venta Libre, que sintieron afectados sus intereses. En tanto, fue alentada y defendida por los colegios de farmacéuticos, que consideraron que constituía una reivindicación de su rol profesional y protegía a los pacientes y la salud pública en general.

Lo cierto es que la medida, que diputados y senadores sostenían que sería de aplicación automática, encontró obstáculos. Sus detractores impulsaron la argucia legal de que cada distrito debía adoptar una regulación propia en la materia y, especialmente en la Capital, defendieron la facultad consagrada por la Constitución local, que establece que la ciudad "ejerce su función indelegable de autoridad sanitaria, regula, habilita y controla todo circuito de producción y comercialización de medicamentos".

En enero pasado, la jueza en lo contencioso administrativo porteño Elena Liberatori falló en favor de la medida cautelar solicitada por la dueña de un quiosco, Olga Bernabé, y la UKRA, y convalidó la potestad exclusiva del Estado porteño de ejercer el poder de policía en el control de la comercialización de remedios. La magistrada justificó su decisión en la autonomía que ostenta la Capital, aunque no suspendió la aplicación de la ley 26.567.

Desde el gobierno porteño, si bien oficialmente no confirman el criterio adoptado, en los hechos no realizan inspecciones para verificar si la ley se cumple. En el expediente que condujo Liberatori, la Procuración había expresado que correspondía a la Legislatura y no al Congreso Nacional expedirse al respecto.

Así, los quioscos, supermercados y estaciones de servicio de la Capital pueden ofrecer analgésicos, antiácidos y antiespasmódicos sin ser controlados. Hasta hace poco, la mayoría de ellos ya no los expendían, aunque la modalidad continuaba en algunos barrios. Pero, desde la semana pasada, en los locales del centro, se inició una embestida con carteles titulados "Vendemos aspirinas", que reproducen las noticias periodísticas sobre el fallo de Liberatori.

En tanto, el expendio de remedios de venta libre en góndolas dentro de las grandes cadenas de farmacias no cesó, al amparo de resoluciones judiciales favorables, según señalaron fuentes del sector.

Las opciones

El trámite para la sanción de una ley porteña comenzaría pronto en la Legislatura. Las opciones son dos: o aprobar una ley que simplemente adhiera a la nacional o alumbrar un texto propio. Probablemente, la segunda opción sea la elegida, según dijeron a La Nacion operadores políticos legislativos, también en la línea que intenta consolidar la autonomía de la Capital.

En rigor, ya desde 2009 existe un proyecto del diputado macrista Jorge Garayalde que prevé la prohibición de remedios fuera de las farmacias, aunque no en las góndolas. Además, establece una serie de sanciones -multa, clausura y decomiso de mercadería- fundamentales para que el gobierno porteño luego pueda fiscalizar el cumplimiento de la ley.

La iniciativa de Garayalde nunca fue discutida. Pero, ante la necesidad de una definición legislativa local, el tema volvió a agitarse en los pasillos de Perú 130 con el comienzo del nuevo año parlamentario.

Si bien los operadores políticos de la cámara ya anticipan que los asesores empezarán en las próximas horas a analizar la problemática y auguran que habrá "avances" en una ley, en los hechos todavía ningún espacio político adoptó posición al respecto, según surge de un sondeo realizado por La Nacion.

Un tema delicado

La cuestión es lo suficientemente delicada -el debate en el Congreso de la Nación estuvo plagado de lobbies efectuados por los distintos sectores involucrados- como para que, incluso, algunos arriesguen o bien que será uno de los debates por encarar durante la campaña electoral o bien que será retrasado hasta después de los comicios.

Por lo pronto, ni la Comisión de Desarrollo Económico, ni la de Salud, ni la de Defensa del Consumidor -todas relacionadas con las restricciones que se quieran imponer al comercio de medicamentos- tienen en los temarios de sus próximas reuniones iniciativas al respecto.

No obstante, el diputado Garayalde dijo a La Nacion que posiblemente dentro de un mes la Comisión de Salud comience a recibir a representantes de todas las partes afectadas para intentar sacar a la luz una ley propia de la ciudad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?