Suscriptor digital

Actores en pugna alrededor de la norma

Para algunos es la solución a un grave problema sanitario; otros opinan que la ley es discriminatoria
(0)
3 de abril de 2011  

Los actores en pugna alrededor de la ley que prohibió comercializar medicamentos de venta libre fuera de farmacias y en góndolas ya están alertas ante los incipientes movimientos que se verifican en la Legislatura porteña.

El abogado de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), el constitucionalista Andrés Gil Domínguez, informó a La Nacion que, como representante legal también de la asociación civil Gente Sana, denunció ante el Inadi que la aplicación de ley 26.567 en la ciudad será discriminatoria para los ciudadanos de peor condición económica o social.

La presentación se basa en los resultados de un relevamiento realizado por Gente Sana en algunos de los barrios más postergados de la Capital (Ver- sailles, Liniers, Villa Real y Barracas), durante el que comprobaron que el 96 por ciento de las farmacias estaban cerradas luego de las 21.30.

"Acceder a una farmacia en estos lugares no es caminar unos metros como puede serlo en otros barrios. En muchos casos, puede significar tomar un medio de transporte o caminar en horas nocturnas poniendo en riesgo la integridad física", sostuvo Gil Domínguez en su denuncia, al defender el expendio de remedios de venta libre en los quioscos, con mayor distribución geográfica y amplitud horaria.

En la Cámara Argentina de Medicamentos de Venta Libre esgrimen una justificación similar. ??Hay que poner en primer lugar el interés de la gente. Cuando te duele la cabeza, necesitás conseguir una aspirina con comodidad. Cuando se trata de un remedio de venta libre, que sea accesible es clave. Nadie quiere buscar una farmacia de turno para comprar un ibuprofeno ni hacer cola en una farmacia al mediodía por un simple antiácido", dijo el director general, Juan Tonelli.

Por el contrario, el presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), Ricardo Aizcorbe, dijo: "La venta fuera de las farmacias se convirtió en un problema sanitario gravísimo. Por reacciones adversas a medicamentos, muchos de ellos comprados fuera de la farmacia, hubo cerca de 100.000 internaciones en el país. Se perjudica así el sistema de salud y les cuesta más plata a todos los argentinos. Además, por la venta fraccionada en quioscos se quiebra el sistema de seguimiento de los medicamentos, de los lotes y las partidas".

El representante de los farmacéuticos sostuvo que la ley nacional tiene plena vigencia, porque es una modificación a una ley anterior de regulación de la actividad profesional, a la que las provincias ya habían adherido. Y exhortó al Estado porteño a fiscalizar el cumplimiento de la 26.567.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?