Una banda angosta en el celular,espectro escaso

La conexión a Internet desde el móvil es cada vez más lenta por la saturación de las redes
Francisco Jueguen
(0)
17 de abril de 2011  

Camino a su casa, José sacó una foto. Abrió la puerta de su departamento, dejó sus cosas y decidió compartirla rápidamente a través de Twitter. Por default, intentó hacerlo usando la conexión 3G de su teléfono celular. Sólo lo logró después de varios intentos. La red estaba saturada. Luego de un rato, en su casa, decidió intentar la misma operación a través de su conexión privada Wi-Fi. Se sorprendió con el resultado. No sólo logró postear sin inconvenientes la fotografía, sino que, además, el sistema le respondió más veloz.

Se trata de una tendencia a nivel mundial, que tiene como causas la congestión que crea la creciente utilización de las redes de celulares para enviar datos cada vez más pesados y el brote galopante de hotspots (lugares públicos y privados de conexión a Wi-FI) en las ciudades. Se estima que el número de hotspots públicos en todo el mundo podría aumentar un 20% este año y superar así la cifra de 400.000.

La consultora Deloitte prevé que hacia fines de 2011 el volumen de datos emitidos desde dispositivos portátiles o descargados a través de redes Wi-Fi públicas crecerá a un ritmo mucho mayor (25%-50%) que el volumen transmitido a través de las redes de banda ancha móviles. En el globo, esto se debe al crecimiento exponencial del intercambio de pesados datos de video. Pero en la Argentina, según estiman las operadoras, a eso deben sumarse algunos límites regulatorios impuestos por el Estado, que pueden llevar en un futuro a problemas de saturación e incluso a frenar inversiones en nuevas tecnologías (4G o LTE).

En este contexto, varias compañías grandes activaron el lobby sobre el Gobierno para acceder a una mayor porción del espacio radioeléctrico que el permitido por ley, sobre todo en momentos en que se espera una nueva licitación para la telefonía celular. "Las operadoras necesitan más espectro. Todo lo que se viene necesita más capacidad y velocidad", dicen en una de las grandes del mercado local.

Un técnico de una operadora explica que hay un tema de arbitraje entre el Wi-Fi y los planes de 3G, y que estas tecnologías terminarán complementándose. Hoy aparece una generación de dispositivos conectados que desafían la capacidad de las redes. Por eso, es lógico que haya una presión por la ampliación del espectro. Un lector de libro electrónico consume dos veces más de red que un celular convencional; un telefóno inteligente, diez veces más y una notebook puede llegar a superar el consumo de un teléfono en 1000 veces.

Desde mediados del año pasado, la Secretaría de Comunicaciones, que comanda Lisandro Salas, debe licitar espectro para celulares en las bandas de 850 y 1900 MHz, y de 1700 y 2100 MHz. Parte de la primera banda es sobrante del que debió devolver Movistar tras la adquisición de Movicom. En tanto, la segunda es nueva y todavía no se sabe para qué se usará. Todavía no resulta claro si se ampliará el límite actual de 50 MHz por operadora que fija el decreto 266/1998 (en Chile, por ejemplo, es de 60 MHz) y tampoco parece definido qué operadoras podrán participar de la subasta. Hoy la única que llegó al tope es Movistar. Claro y Personal están cerca. La que sí espera con ansias es Nextel, la única de las grandes que no tiene espacio para prestar servicio de 3G. Otra empresa que podría subirse al mercado de telefonía, según se rumorea en el mercado, es Telecentro, que hace meses recibió la luz verde oficial para dar el servicio.

"Nextel es la única operadora de comunicaciones móviles que no tiene frecuencia", afirma Verónica Alvarez Puente, gerenta de comunicaciones corporativas de Nextel. "La empresa quisiera participar de la licitación de las frecuencias que devolvió Telefónica al Estado para dar nuevos servicios, sobre todo datos a alta velocidad", agrega. Nextel está interesada en la banda de 1900 Mzh. La Nación intentó comunicarse varias veces con los voceros del Ministerio de Planificación para conocer más detalles sobre la licitación, pero no obtuvo respuesta alguna.

"Es evidente que en la Argentina hay un tema con el espectro", afirma Enrique Carrier, director de la consultora Carrier y Asociados. "Si no, las empresas no estarían tan dispuestas a pagar por más espacio", completa. Sin embargo, el experto en el sector señaló también que existe un problema de infraestructura que genera "un cuello de botella". Según explicó, no siempre las antenas están conectadas entre sí con fibra óptica, lo que produce que las líneas tengan una menor capacidad.

Pablo Tedesco, director de TBI Unit, opina que si más del 20% del parque de celulares del país fueran smartphones -que usan paquetes de datos-, se complicaría incluso la posibilidad de hablar por teléfono. Indicó que para avanzar tecnológicamente se precisan inversiones.

ESPECTRO ESCASO

Movistar

Tras comprar Movicom y devolver parte del espectro, quedó al tope de los 50 MHz que impone el Gobierno.

Nextel

Es la única que no tiene espectro para dar servicios 3G. Va en busca de la licitación de la banda de 1900 Mhz.

Personal

Está cerca del límite. Al tener espectro asignado, no sabe si será habilitaba a participar de la futura licitación.

Claro

Cerca del límite de espectro. Buscará sumarse a la subasta, pero impulsa la portabilidad numérica de teléfonos fijos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?