Suscriptor digital

Laboratorios, en la mira de Moreno

El secretario de Comercio Interior conminó a las empresas farmacéuticas a terminar este año con el déficit comercial del sector
Alfredo Sainz
(0)
20 de abril de 2011  

Guillermo Moreno volvió a la carga para terminar con el déficit que muestra la balanza comercial de los medicamentos. La semana pasada, el secretario de Comercio Interior tuvo una reunión con las cámaras que agrupan a los laboratorios para conminarlos a presentar un plan de negocios que permita alcanzar el objetivo de un intercambio comercial equilibrado entre importaciones y exportaciones del sector.

Los empresarios que participaron de la reunión admitieron que el clima no fue precisamente tranquilo y que Moreno les informó en tono vehemente su decisión de profundizar los controles en la industria para cumplir con la meta oficial.

Concretamente, Moreno señaló que los laboratorios tienen cuatro opciones para alcanzar un equilibrio comercial: aumentar sus exportaciones de medicamentos, reducir sus importaciones, realizar aportes irrevocables de capital o concretar exportaciones a través de sociedades vinculadas.

Hasta el momento, la única cámara empresarial que le presentó un plan de acción a Moreno fue Cilfa, la entidad que reúne a la mayoría de los laboratorios nacionales. A través de un comunicado, Cilfa anunció ayer que se comprometió a triplicar el superávit de la balanza comercial de sus empresas asociadas. En 2010, los laboratorios que forman parte de Cilfa tuvieron un superávit entre exportaciones e importaciones por un valor de US$ 60 millones, y para 2011 el objetivo es llegar a los US$ 170 millones.

Compensaciones

El panorama aparece más complicado para Caeme, la cámara que agrupa mayoritariamente a los laboratorios extranjeros. De acuerdo con las estimaciones de la propia industria, el sector farmacéutico arrastra un saldo negativo de 850 millones de dólares, producto de exportaciones por US$ 650 millones e importaciones por US$ 1500 millones.

Del total de las compras en el exterior, la mayor porción corresponde a las importaciones que realizan los laboratorios extranjeros. Además, el sitio especializado Pharmabiz destaca que muchas empresas multinacionales que operan localmente directamente comercializan productos importados como en los casos de la compañía norteamericana Bristol Myers -que en 2006 se desprendió de su planta argentina a mano de Roemmers-, la suiza Novartis -que en 2003 vendió su fábrica local al grupo Phoenix- o Eli Lilly, que dejó de producir en el país hace más de treinta años.

En Caeme destacaron que ya están trabajando en el diseño de un plan de negocios para reducir el déficit comercial del sector. "Se está trabajando en diferentes alternativas para compensar el monto de las importaciones. Una de las posibilidades es traer a la Argentina los estudios clínicos, en lo que constituiría una exportación de servicios", destacaron fuentes cercanas a la cámara empresarial.

La posibilidad de avanzar con un programa de radicación de estudios clínicos ya viene siendo analizada desde hace varios meses e incluso en enero pasado la Secretaría de Comercio Interior anunció la creación de la Comisión para el Desarrollo de la Investigación de Farmacología Clínica (Codeinfac).

Sin preocupación

Del encuentro de la semana pasada también participaron los representantes de Cooperala -la entidad que reúne a los laboratorios más pequeños- y Capgen -que agrupa a las empresas que comercializan medicamentos de venta libre-, mientras que por el lado oficial Moreno estuvo acompañado por la ministra de Industria, Débora Giorgi, y el secretario de Industria, Eduardo Bianchi.

Más allá del reclamo de Moreno, en el sector descartaron que el Gobierno esté evaluando en avanzar con una prohibición generalizada de importar medicamentos, como se especuló en algún momento.

"Moreno es consciente de que no se puede aplicar la misma política que sigue con los alimentos o los automóviles y en ningún momento barajó la posibilidad de cerrar la persiana para que ingresen medicamentos importados", explicó un empresario que participó de los encuentros con el secretario de Comercio Interior.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?