Contale dónde estás

Naveen Selvadurai es el cofundador de Foursquare, una plataforma de geolocalización con la velocidad de Twitter, que invita a sus usuarios a decir si están en una tienda o sentados a la mesa de un bar, y obtener descuentos y promociones al hacerlo
Pablo Martín Fernández
(0)
24 de abril de 2011  

Austin (Texas).- Usted espera en un café a un amigo y éste, al llegar, saca su smartphone del bolsillo y le dice a sus conocidos virtuales qué toma y dónde, con la precisión que sólo un GPS puede brindar. Lo hace con el único fin de compartir esa información o para obtener un descuento en el cortado que va a tomar. Si la situación no le resulta familiar es porque apenas se están dando los primeros pasos en este sentido en la Argentina, pero lo será en el futuro cercano.

Crédito: Gentileza: Foursquare

Naveen Selvadurai fundó, junto a Dennis Crowley , la principal plataforma de geolocalización del mundo (sin tanta jerga, contar dónde estoy, guiado por los satélites y un celular): Foursquare . Detrás de este nombre, que se relaciona con un pariente lejano del quemado, un juego muy simple de pelota, se encuentra el servicio que insta al mundo a hacer check-in cuando se ingresa en una tienda, estadio, aeropuerto o, incluso, la propia casa, y que ya tiene ocho millones de usuarios. Si este joven estadounidense de raíces indias hace bien su trabajo, el amigo de usted, del que hablábamos en el párrafo anterior, estará usando la aplicación pronto y todo será tan rápido como con Twitter. La diferencia es que la red comandada por Selvadurai y Crowley apunta a darles beneficios concretos a sus usuarios: desde cafés o platos de comida hasta descuentos.

"Foursquare es un servicio móvil social que te ayuda a conocer tu ciudad. Yo vivía en un barrio de Nueva York con muchísima historia y no tenía idea de qué era lo más interesante. La idea es vivir la ciudad de la mano de las recomendaciones de tus amigos mientras obtenés beneficios", sintetiza Selvadurai a LN R -en la primera entrevista formal que realiza con un medio argentino-, mientras juega con el celular que tiene entre manos. Su par, Crowley, toma cerveza a unos metros en pleno South by Southwest, la conferencia de innovación que se hace todos los años en Austin y que destacó a 4SQ -como se le dice a la empresa en tiempos de 140 caracteres- entre cientos de emprendimientos.

-En un principio sólo estaban en Foursquare quienes disfrutan de probar antes que nadie una tecnología ( early adopters en la jerga anglosajona), pero hoy cuenta con ocho millones de usuarios. ¿Creés que, al menos en Estados Unidos, están llegando al público masivo?

-Creo que todavía estamos saliendo de los early adopters , pero hay distintas variables para ver eso. Si se tiene en cuenta la cobertura, al principio sólo les interesábamos a los medios de tecnología, luego pasamos a diarios de todo el mundo, y cuando escuchás que lo están usando desde universitarios hasta amas de casa es espectacular porque todo comienza a cobrar sentido. Creo que para que esto se siga dando son clave los specials : los beneficios concretos que da la red. Porque ir a un lugar de tu barrio y recibir algo sólo por hacer check-in es algo muy poderoso y contra lo que resulta muy difícil resistirse. Tanto si tenés 22 o 60 años, hay valor ahí.

-Hace más de dos años que se lanzó Foursquare, pero a muchos todavía les genera dudas que los usuarios cuenten dónde están. ¿Cuál es tu opinión?

-Muy simple. No construimos nada que no usaría yo y no obligamos a nadie a usarlo. Lo empezamos pensando en nosotros y nuestros amigos. La idea era dar todas las opciones de seguridad para que cada usuario pueda manejar la privacidad a su gusto. De hecho, la amplitud de nuestra configuración permite desde hacer check-in en privado hasta publicarlo en Foursquare, Facebook y Twitter.

El viento seco de Austin le vuela las tarjetas que tiene junto al celular. Corre a buscarlas y vuelve a la entrevista.

-Hace un par de meses tienen versiones en español y otros idiomas, fuera del inglés original. Sin embargo, desde que abrieron la posibilidad de hacer check-in en cualquier ciudad del mundo no pararon de crecer. ¿Por qué?

-Al principio estábamos en 50 ciudades en el mundo, luego pasamos a 200 y, eventualmente, a todas. Avanzamos paso a paso para que no se descontrolara la escala del proyecto. Ahora ya tenemos un check-in en cada uno de los países. Un 60% de los usuarios son de Estados Unidos y el 40% restante, internacional. Tenemos mucho crecimiento en Europa, Asia y un poco en América latina. Estados Unidos, Asia, Europa y América latina son, en ese orden, las regiones más fuertes. Luego de la traducción al español recibimos mucho feedback de los usuarios en ese idioma, que es muy diferente, por ejemplo, entre Argentina, España y México. Estamos trabajando en eso.

-¿Cómo manejan el crecimiento de su estructura?

-En el primer año, 2009, tratamos de enfocarnos en el producto para que fuera lo mejor posible, mientras que durante el último, con la cantidad de check-in (380 millones en 2010) tuvimos que sumar otro foco en la calidad. Hubo un gran crecimiento en la cantidad de datos que tenemos en el sistema. Tuvimos que crecer. Eramos 16 personas y ahora somos más de 60. Intentamos tener los mejores desarrolladores que generen el mejor producto acompañado del mejor equipo de apoyo. Sé que es difícil pasar del pequeño emprendimiento que fue Foursquare, cuando éramos Dennis de un lado y yo del otro de la mesa, como estamos hablando nosotros. Ya no somos esa pequeña idea.

-Así empezaron, ¿no?

-Sí, trabajábamos en mi cocina, la suya y una serie de cafés en Nueva York. Ahora estamos viendo cómo hacer para que todo funcione bien.

- ¿Qué harías si mañana te despertás e Internet desapareció? - Creo que trataria de reconstruirla, porque extrañariamos este nivel de comunicacion esta idea de instantaneidad a la hora de comunicarnos.

Otras entrevistas de Links :

¿DE QUE SE TRATA?

Foursquare no es una sola cosa: pretende ser una guía con promociones y un juego a la vez. Es un servicio que se basa en la capacidad de los celulares modernos de encontrar, mediante GPS, el lugar donde está el usuario. A través de una aplicación ( app , en la jerga), le ofrece, de mínima, la opción de jugar a ser el " dueño " de los lugares (al hacer dos check-in o más) y, de máxima, le brinda promociones y descuentos directos. Esta última pata, clave para el despegue de la plataforma, apenas comienza a desarrollarse en la Argentina. Por ahora, solamente un puñado de empresas ofrece beneficios directos en nuestro país. Foursquare cree que, a partir de su existencia, crecerá la aún poco conocida y pequeña base de usuarios locales, y se generará un círculo virtuoso.

EMPRENDEDOR MODELO

  • Nació en la India, donde vivió hasta los 8 años, en enero de 1982. Tiene 29 años.
  • Ya en los Estados Unidos (país del que es ciudadano), tras cursar la secundaria cerca de Nueva York, Naveen trabajó para varias compañías del sector tecnológico: Nokia y Sony, entre otras.
  • Siendo vecino de Dennis Crowley, que le había vendido Dodgeball a Google -una idea similar a Foursquare, pero basada en SMS (la tecnología disponible hace más de cinco años)-, comienzan a pensar en un proyecto común. Así nació la empresa en 2009.
  • Una vez al frente de Foursquare, es destacado como uno de los jóvenes emprendedores para seguir por medios como BusinessWeek , INC y AOL. Junto a Crowley son la cara de una campaña de GAP.
  • ADEMÁS

    temas en esta nota

    0 Comentarios Ver

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.