Un segmento con nuevo perfil

(0)
23 de abril de 2011  

La clase media no sólo creció en América latina. También cambió. En las últimas dos décadas, "hubo contingentes de trabajadores manuales que alcanzaron ingresos aún superiores a los de los asalariados no manuales", según el informe de la Cepal.

Sucede que aparecieron muchos empleos no manuales de baja calidad y ocupaciones manuales bien retribuidas. "Ese cambio se vio reforzado por la expansión del crédito destinado al consumo y la adquisición de viviendas, y por la significativa disminución de los precios relativos de los bienes que consumen los estratos medios."

En estos años, cada vez fue más frecuente que los jóvenes terminaran la secundaria, con lo que el haber alcanzado ese nivel educativo dejó de ser un requisito suficiente para conseguir empleo o para ganar bien. La brecha salarial entre los que acabaron la escuela media y los graduados universitarios se amplió. El avance de la clase media latinoamericana amplió la demanda de bienes de consumo, como productos eléctricos y electrónicos, celulares, Internet, autos y otros. Esto condujo a un efecto aspiración en los segmentos bajos.

La apertura económica dividió a las sociedades entre sectores competitivos y no competitivos que "carecen de una preparación adecuada para enfrentar un mercado laboral cambiante, y por ello enfrentan el riesgo del desempleo y sus salarios siguen una tendencia a la baja", según la Cepal. Sólo la sindicalización "puede ayudar a mantener el nivel de salarios e incluso a elevarlo", de acuerdo con el documento del organismo de la ONU que dirige la mexicana Alicia Bárcena.

Otros factores que alentaron el consumo de las nuevas clases medias latinoamericanas fue la "deslocalización de la fabricación de productos y partes en función del abaratamiento de los factores productivos, la rápida difusión de las nuevas tecnologías en la producción masiva y los aumentos de escala con la incorporación de nuevos consumidores". La Cepal también destaca "el desarrollo de grandes empresas orientadas a los productos masivos de bajo costo".

De hecho, un nuevo informe de la consultora Deloitte destaca: "La clase media es la gran oportunidad para las empresas de consumo masivo en América latina". Y añade: "Las ocho compañías de la región que forman parte del top 250 de empresas de bienes de consumo aumentaron 16,3% sus ventas, mientras que las demás regiones presentaron cifras nulas o negativas".

"La irrupción de la sociedad de bajo costo tiende a generar otro escalón masificado, de renta media baja", según el informe del organismo regional.

ADEMÁS

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.