Aníbal Fernández presentó su libro y llenó de políticos la Feria

Lanzó ayer el manual Zonceras, acompañado por el Gabinete y Moyano
Juan pablo Morales
(0)
6 de mayo de 2011  

Aníbal Fernández cerró su discurso con otro llamado político, el enésimo en lo que iba de la tarde. "Para los que son del palo, este libro es para que tengan piedras que tirar", dijo, contento, mientras los militantes kirchneristas y buena parte del Gabinete ya lo aplaudía. "Y para los que no son del palo, estaría bueno que lo hojearan, para evitar las zonceras que le hacen tanto daño al país."

El jefe de Gabinete terminaba así ayer la presentación de su primer libro: Zonceras argentinas y otras yerbas. Un manual con el cual el ministro llamó a combatir "los lugares comunes, llenos de razonamientos falaces" en contra del kirchnerismo. Un acto en el que estuvo casi todo el Gabinete y tuvo al jefe de la CGT, Hugo Moyano, en primera fila.

Arriba del escenario, el periodista Alfredo Zaiat y el escritor Alejandro Dolina amenizaron la presentación, ante la mirada atenta del ministro del Planificación, Julio De Vido, el único funcionario que acompañó a Fernández en la mesa principal. El resto sonreía abajo, mientras Zaiat y Dolina hablaban. El ministro de Economía, Amado Boudou, se codeó con el secretario de Comunicación, Juan Manuel Abal Medina, para elogiar las intervenciones de Dolina. De cerca miraban Alicia Kirchner, Facundo Moyano, el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, entre otras decenas de dirigentes nacionales que coparon la sala José Hernández y llenaron de política la tarde de la Feria.

"K-nibal"

Todos aplaudieron cuando Fernández se acercó por fin al atril. La sala estaba llena de militantes. Algunos agitaban banderas. Otros paseaban cartelitos que decían: "Un K–nibal de mi estilo". Entonces, el jefe de Gabinete empezó a hablar. En poco menos de media hora, no sólo presentó su libro: también elogió a los Kirchner, al Gobierno y a Moyano, cuestionó a Julio Cobos y pidió la reelección de la Presidenta.

"El año pasado empecé a buscar libros para leer y me di cuenta de que escribe cualquiera", bromeó el ministro, para argumentar que Zonceras... era una respuesta a un sinfín de libros "llenos de acusaciones falaces, siempre escritas con potenciales". En el camino, se confesó lector de Mario Vargas Llosa y Fernando Savater (a los que, semanas atrás, había criticado duramente) y se ocupó de destacar las presencias políticas que le interesaban: la de De Vido, la de Urtubey y, sobre todo, la de Moyano. "Gracias negrito, por venir", le dijo primero. Más adelante lo llamó a seguir reclamando mejoras salariales.

Buena parte de la presentación fue para describir su libro. Pero el jefe de Gabinete también dedicó largos minutos a hablar de política doméstica. "Es un chanta fenomenal que fue a un coloquio de IDEA a hablar de la necesidad de la institucionalidad", dijo de Cobos. Nombró a Techint y exigió con la voz en alto: "Si somos socios, me tenés que pagar los dividendos". Al final, volvió a elogiar a la Presidenta. En el salón empezaron a pedir la reelección a los gritos, mientras afuera los militantes que no habían podido entrar a ver al ministro lo esperaban para que les firmara un autógrafo.

ADEMÁS

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.